miércoles, 31 de diciembre de 2008

alimento balanceado

Como el ciclo de la vida. Todo pasa y todo queda. Podria arriesgar que fue el año del perdón. Perdón a todos los que herí. Perdón por los malos momentos. Por las heridas. Por no besar más ni decir te amo. Por el tiempo perdido con los que ya no están. Por reir poco. Por pensar erradamente en finales de camino. Por llorar mal. Heridas que felizmente sangran en tu nombre: enero de chiles serenos. La fiebre de escarmiento mostró sus fauces al febrero caótico sin el menor tapujo. Mar de calma mala, marzo marca más maldad. Ocres de un abril meloso pero vengativo. Cuando la turba de un viaje lejano rompió a manotazos las sucias vendas que cubrían el mayo mentiroso todo tornó ominoso. Juegos salvajes e inmorales cubrieron de luz la mortaja final y junio se llevó algo de años cerca y lejos de mi. El dragón y sus anginas galopantes desmerecieron los gritos agónicos de mi julio. Las nubes se arrastraban bajo el mar aún sin el permiso de agosto que miraba azorado un festejo adelantado que olía a venganza prematura. Las sirenas cantaron la música errada porque la inmadurez no abandonó sus vicios cuando sabía que los septiembres siempre traen pestes. Brillante e inesperado fue el fruto de la cosecha tardía y así el embate redundante bañó la espuma seca de un octubre mágico y místico. Los jacarandáes signaron de disparos celestes por años mis noviembres hasta que un destello camb ió sus matices. Por fin ancló en el puerto seco y descendió abierto y pleno, sonriente y honesto, esperando este tonto diciembre más paz y amor como en siglos no anhelaba. Se partió la copa. Como el ciclo de la vida. Todo pasa y todo queda. Podria arriesgar que fue el año del perdón. Perdón a todos los que herí. Perdón por los malos momentos. Por las heridas. Por no besar más ni decir te amo. Por el tiempo perdido con los que ya no están. Por reir poco. Por pensar erradamente en finales de camino. Por llorar mal.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Me pasa en las navidades

Más allá, mucho más allá de las creencias religiosas y los agnosticismos militantes y los ateísmos inexplicables, en estas fechas padezco-disfruto como un revoloteo de sentimientos y una maraña de situaciones que me provoca un estado de eufórica quietud o tensa calma; en síntesis nada del otro mundo y menos aún imbuido de espíritu navideño: solo que me aferro más a mis afectos, a mis amores y a mis amistades. Besos y abrazos. Trataré de estar más con todos porque me hacen falta. Buon Natale a tutti!!

lunes, 8 de diciembre de 2008

llenos de vida

Sentimos que era el momento de dejar de amarnos por unos instantes; entonces contemplamos abrazados y en silencio el enorme manto carmesí que anunciaba otra muerte más de ese interminable día. Como si supiéramos que la muerte estaba cerca, nos deseamos profundamente vivir esos momentos como los últimos de nuestras vidas. Y volamos como si nuestro espacio fuera infinito y domináramos el tiempo. Y seguimos volando. Qué paradoja del destino volar llenos de vida, la sangre que nos fluye y un manotazo torpe de cualquier estúpido nos revienta la ilusión de un futuro felíz! No importa, los mosquitos somos así, aventureros y locos!

sábado, 6 de diciembre de 2008

final irreversible

Arde el hielo en el vaso de humo. Sostengo su masa con las pocas fuerzas que me quedan, sobrecarga de flujos. Pesa como la suma de mil glaciares encendidos navegando al cadalso del mar profundo. No tolero más la recurrencia del falso suicida y dejo caer indiferente ese frio estado de la materia, uno tras otro ahogan deformidades. Entonces -abusando de su ignorancia, de su inocencia- enciendo la licuadora a mil y en cuestión de segundos logro el mejor batido!

viernes, 5 de diciembre de 2008

conservas, esa rancia estirpe

El frasquismo embotellado que arremete cuando de envases se refiere priva con su estrechez de pensamiento las virtudes propias de la sabia que le dio origen. Calla, calla si la tapa te han puesto, mamón. (Reflexiones amargas de una Alcayota inmadura y despechada)

martes, 25 de noviembre de 2008

Muriendo un 25

Cada uno de todos los días del año de todos los años que transito puede ser recordado como el día de mi muerte, mientras no lo viva y le quite oportunidades al final. Es como que cada día que pasa la muerte pierde una chance de hacerme suya y esa frustración la hace más irascible. Me puedo morir un 25 de noviembre de uno, dos, doce, veinte, pero no cien años. Será el 2009, 2010, 2020, 2028, pero no será en el 2108. Me pude morir este 25 de noviembre desde que empezó el día o también lo pude hacer en cualquiera de esos cuarentitrés 25 de noviembres anteriores. No me morí el 24 de noviembre de 2008, ni siquiera el 25 de noviembre del 2008 a las 20 horas. Me puedo morir todavía este 25 de noviembre y para eso la muerte se tiene que apurar porque le quedan menos de cuatro horas. Vengo practicando hace ya más de veinte años un asesinato con la fuerza de la mente pero no me sale; y eso que más de varios me han advertido que no le desee la muerte a nadie; será que no es mi fuerte acabar con la existencia de los demás por medio de la telequinesis pero parece ser que con otros funciona sino tendría que considerar estériles las recomendaciones de mis amigos para no forzar mis malos pensamientos. No prometo volver a intentarlo. Creo que disfruta conmigo viéndome desearla, deseársela o deseármela. Cuando sonríe, me preocupo. Cuando llora, la gozo. El día que llore y goce con ella, no estaré para contarlo.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Reflexiones lácteas

¿El que se quema con leche ve una vaca y llora? O será que “El que se leche con quema, ve una llora y vaca”; “El que se llora una vaca, ve leche y se quema”; “El que se quema con una vaca, ve leche y llora”; “El que llora con vaca, quema una leche y se ve “.No somos canes (o sí?), no nos condicionemos porque hace un siglo a Pavlov le salió bien la prueba de la campanita, la saliva y el perrito ruso cagado de hambre.
Conductismo con los sentimientos? las pelotas de Mahoma! En defensa de la vaca y la leche caliente creo que a veces te quemas tanto que tenés el paladar curtido; a veces no hay tantas vacas para llorar por siempre; a veces las vacas que ves no son lecheras y te das cuenta que lloras al pedo; a veces deberías sentarte a mirar la vaca mientras se enfría tu leche.
(De "Regresiones de un Lactante Adulto", Cap. V, Edic. EdipoRex)

martes, 11 de noviembre de 2008

Intimidades de una rata enamorada (traiciones de un psicólogo ratón)

Sesión del Lunes 10/11 - Consulta n* 21 - (falta firma en comprobante de coseguro - reclamar) "Me sentí transitar el peor de los mundos acosada por la bajeza de mis instintos; de repente padecí una sucesión de pensamientos confusos, pardos y contradicciones grises de especie y de género que cejaban la luz de mis últimos amaneceres en la cueva. Envuelta en ansias de ser una presa, una mañana de octubre me dejé raptar simulando burdas resistencias que no hacían más que poner en evidencia los calores acumulados. Así, empapada en sudor ajeno, remoto, desconocido, me sumergí incontrolable por convicción, por instinto, por roedor. Entonces amagué una falsa negativa mientras contorsionaba mi diminuto pensamiento rociado de viejos vicios, propio de carencias heredadas. Reí mucho, reí que no era poco. Cejé pudores, postergué venganzas, oculté miserias y volé." Diagnóstico: Sigue con una marcada tendencia a sobreestimar algún ejemplar de su especie que aún no se anima a identificar; abandona paulatinamente conductas esquizoides, pero gusta de la lujuria nocturna y se empecina en planear como murciélago. Cuesta no aventurarle un final suicida. Se aconseja continuar el tratamiento. (De L'arcòn du Mephist - http://el-arcon-de.mefisto.blogspot.com )

miércoles, 22 de octubre de 2008

DISTORSIONES TEMPORALES

Y trasciende el tiempo la vida la puerta la mano el amor (todo junto, así, sin comas que los condicionen). Y derriba el reloj la muerte la pared el vacio el odio (condenados a permanecer unidos). Y abre paso a su paso cegado por su ímpetu, inconciente, salado, avasallante, rojo, irrumpe imprevisible y no concibe límites. Llega entonces por fin, se monta en el futuro y cabalga con furia y desenfreno propios del jinete apasionado por domar la más salvaje de las bestias. He ahí toda su argucia, sus dones, sus dotes, su empeño y su imaginación para que el fluir de las horas no sea más que un pícaro guiño de aprobación. Esa avanlancha de euforias encontradas paradojicamente detiene al mundo; disfruta el placer del placer y vuelve a arrancar pero ahora el devenir no fluye descontrolado solo respeta el compás del ansiado ritual. ¿Será contradicción o contrasentido a contramano por contratiempo a contrarreloj? (Este último interrogante absurdo no va, debería tacharlo, pero sucede que este blog no desanda sus palabras así que solo me resta implorar que no lean lo que no quise escribir!; quizás esas contras sean interrogantes que contradicen contraindicaciones!!)

miércoles, 15 de octubre de 2008

rompió el dique justo conmigo, pobre loco !

Nunca solía confesarme estas cosas, pero evidentemente la cuestión lo superaba; retraido, muy medido en sus palabras esta vez rompió el silencio superando los límites de su paciencia. De tan tonta que resultaba la situación, el tipo no sabía cómo resolver y dar por concluido el tema sin ser grosero. Por momentos se sentía ridículo procurando dar solución a un problema que no existía como tal. Cómo arribar a un desenlace maduro frente a un cúmulo de estupideces carentes de sentido surgidas de la mente desocupada de alguien con quien nunca había dado más trato que un intercambio de palabras, ni siquiera orales sino escritas. Y entonces ensayó una respuesta, tomándose de palabras de otro, porque las suyas parecían carecer de solvencia. Así fue que transcribió un par de estrofas de una canción y como seguramente ignoraba su ritmo, prefirió servirse de las herramientas que da la tecnología y subió el vídeo que a continuación se puede ver y que trata de pintar de cuerpo entero alguna respuesta a su delirio.

Yo no quise lastimarte,

solamente te dije que no,

no estarás acostumbrada

a sentirte rechazada

ok, perdón fue sin querer.

Yo no quise caminarte,

y llegó el momento de correr,

hay que salvar el alma,

pero con calma vas a poder.

le apunto a una y le pego a cualquiera
será posible que cuando avanzo, retrocedo ?
probablemente deba retroceder para avanzar !

miércoles, 8 de octubre de 2008

Kippur yon / Perdón del día

Como aquel avaro del mercado, retaceé los trozos de los mejores sueños y los oculté de mí en lo más íntimo del corazón: ese lugar al que no accedo tan fácilmente –diría- bisiestamente. Para no tentarme me predispuse a dormir contra la voluntad acérrima de mis desvelos que pugnaban torpes por ganar el mejor lugar, la mejor ubicación en mi estado de ansiedad partida. Tras penosas vueltas y grotescos revuelcos remonté imaginariamente la noche pero dormí inquieto. Dormí inquieto. E intentando explicar lo absurdo ensayé ser víctima pero no fui convincente ni siquiera conmigo, así: no fue solo ese azul oscuro obligado que solía matarme día a día, señalado por la obviedad que marca el sino de mal agüero excepto por la anunciación del ángel negro que pregona la muerte diaria del lucero tiñiendo de falso rojo el paño. Y volví a dormir inquieto; destellos amarillos, dorados pintaron mi letargo forzoso. Por más que juré a quien sabe quién y por cuánto, tanto: nada. Y las horas -antes secuenciales- perdieron su orden e ignoraron mi plegaria suicida. No logré unir esos vestigios de oniro como aquel avaro; entonces remonté los fragmentos y seguí buscando. Muchos de mis sueños llegaron a destinos inconclusos, inseguros de llevar una vida ajustada como las demás. Entonces desperté obsesionado por blandir el mástil de la desesperanza y mantenerla en alto hasta la agonía del viernes cuando impertinente, prepotente renació el optimismo. A eso me avoqué con la misma amargura inexistente y a veces robada a otros; desesperado buscando el llanto distante, solo y destellante como aquel arbusto navideño que aún subsiste a la vera del camino a El Colorado como hace -por lo menos- tres años.
Lamento reconocer que en mi afán por sostener una actitud doliente me esforcé cuanto pude por caer en la desdicha, en la desesperanza que motiva el vacìo, pero brevemente fui feliz. Otra vez será.

lunes, 29 de septiembre de 2008

(3) MaNeRaS dE VeR lAs cOsAs // (perdón profe)

SECUENCIAS: (0:50a.m.) lluvia.taxi. Tadeo.hola.lluvia. Rock&fellers.Chandon.lluvia. Metropolitan. no-Tokyo.agua.vodka.dame-esa-bolsita. nene.lluvia. Sanlorenzo.cama.profesional. prime.prime. cama.Play(off).taxi. lluvia.chau.(8:15 a.m.).
DESASOSIEGOS: En un incomprensible círculo vicioso desciendo a los abismos desesperantes, plagado de temores que adquieren proporciones espectrales cuando arremeten las turbias culpas del pasado indeciso. De repente me encuentro en crisis trepando acertadamente por sobre las ansias que se retraen decadentes, vencidas. Asaltos de euforia carente de razones invaden el ambiente y esas penumbras perpetuas abren paso al futuro que por una pequeña grieta asoma expectante. Miro con desconfianza pero miro al fin.
TRAICIONES: De un respeto fallido nace un irreverente exceso de confianza. Recurrente pérdida de la virginidad. La castidad vulnerable. Regreso con gloria pero sin ella. No fue Gloria, fue gloria.

domingo, 21 de septiembre de 2008

piedemontes, piedefotos

Una impertinencia, o muchas. Porqué no te hartas de que te violen y resignas tu vientre al despojo? Porqué no tiemblas con toda tu fuerza y bramas con furia esa carne trémula? Porqué no te defiendes de estos cobardes que no son nada? Bravo! Bravo! por esos que agitan sus puños saturados de tierras valiosas, llenas del oro y de la plata sabidos amantes que hasta hoy yacieron juntos en un eterno y prohibido amor de montaña. Loas por esa impotencia entonces. Bravo! por los otros que festejan estúpidamente la fuerza del agua contenida y todo eso que les dará tanto y cuanto por unos días. Hoy aplauden ridículos, orgullosos el paso negado. Bravo! por los que consumidores que morirán consumidos.
Antes mataba la droga, ahora mata el agua. Futuro: que en paz descanses. La montaña comenzó a sangrar; sus lágrimas incontenibles fueron llantos que parieron ríos púrpura tiñiendo el valle del color de la vida. Vivan el oro y la plata!

sábado, 20 de septiembre de 2008

Adiós, muchachos,
compañeros de mi vida, barra querida de aquellos tiempos.
Me toca a mí hoy
emprender la retirada,
debo alejarme
de mi buena muchachada.
Adiós, muchachos.
Ya me voy y me resigno...
Contra el destino nadie la talla...
Se terminaron para mí
todas las farras,
mi cuerpo enfermo
no resiste más...

viernes, 19 de septiembre de 2008

espejo de mí

Redunda en impronta un soplo de vida permanente, Embebido de tintas esperanzas aún cuando nadie las tiene; Margina en la roca su llanto por una risa escasa, Logrando por un instante caricias que le mienten y no le alcanzan; Augura fatigas de soles pasados, cuando los caminos le claman retornos en vano, Sube, rebloda su apuesta y en el ocaso de sus días apaga el horizonte:
El fin del final se apresta.

jueves, 18 de septiembre de 2008

debo reconsiderarlo y empezar de nuevo

"En realidad lo que me enviaste no me ha gustado dmasiado.Son apesadumbrados en general.Hay faltas ortográficas en algunos.El estilo es típico de los movimientos de vanguardia del siglo 20:libre asociación de ideas,falta de puntuación, deseperanza,típico del hombre postmodernista.Sigo pensando que como ejercicio vale ,el hecho de que lo suban a la red , también.pero me dejan sabor amargo.También reflexiono que está bien que nos expresemos libremente pero hay fallas en el registro de lo que se escribe allí y a la lengua hay que cuidarla.Vos no vas a trabajar al Banco de zapatillas y remera manchada.Está lo que se llama en lengua:Competencias de las restricciones del universo del discurso.Si el discurso es para sus pares estaría bien pero cuidemos las formas si lo exponemos.Espero haber respondido a tu consulta , de todas formas esto es siempre subjetivo , si te gusta , ....vale!"
(crítica textual a esta bitácora)
debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo. debo reconsiderarlo y empezar de nuevo

lunes, 15 de septiembre de 2008

Jugando con mi vida.

Maldita agua negra que no me permite descansar en paz, que en paz descanses. Nuevamente debo blandir otro fracaso de mi plan de exterminio individual. Así fue que turbado y sin paz, esta noche avance por la más borrascosa de las sendas andadas hasta ahora y lloré interminablemente miles de penas desde el fondo profundo de mi pecho dolorido que ardía aquellos puntazos perfectos, certeros, harteros, saturado de malos recuerdos y que soporté engrillado en cadenas de lujuria robadas a esos tontos espectros, habitantes intrusos de mi ánimo errante. Y así seguí cuando nadie lo advirtió, convencido del reto personal juramentado en mi agnosticismo grisado de dudas que acalló los estúpidos consejos sanos para tratar a un yo insano de mente y de alma. El decurso partió potenciando mi angustia de la manera más perversa rumbo al ocaso prematuro y pretérito, previsible y promiscuo, pero personal al fin. No estoy en condiciones de redactar un epitafio que describa con palabras exactas el esfuerzo que hice por seguir viviendo, así que por ahora no tengo pensado morirme. No sería un buen final. Últimamente mi carrera hacia el cadalso empieza a tropezar con obstáculos de vida que vislumbran excusas cada vez más convincentes que dudo me permitan morigerar la escalada al balcón de un futuro con futuro. Ay ay ay, toda esta confesión presepulcral se me fue al carajo, cuando del asiento anterior se alzó impertinente frente a mi y en pleno vuelo, a buscar no se qué en la gabeta superior del fuselaje del vuelo, una morocha espectacular, portadora de un par de piernas memorables enfundadas en cuero nacional color habano y que alzando descuidada sus brazos atrapadores ayudó sin querer a mis ojos fisgones a repasar lentamente la distancia carnal que separa una blusa levantada de un pantalón de tiro corto. Debo buscar un lugar más seguro para amargarme: así no va.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

sabor a negro mate áspero y fútil.

Esquivo oscuro lejano sombrío turbio muy gris muy triste todo junto así sin comas como se ve esta vida y con sabor a negro mate áspero y prohibitivo para ellos; profano y fútil, descubrió que el se esconde por los siglos detrás de la mentira que otros edificaron y merodea de vez en cuando al sol restándole verdades con la irreverente convicción de que perderá el cuerpo y también el alma. Sabe de eso porque no hay manera de detener esa despedida; malditos designios! adoradores de la simulación!; una vez que se palpa cercana pero con un método sorpresa desborda y muere al instante la furia mutada en realidad aparente; y desde ya empieza a despedirse sin temor, midiendo la palabra; el vaso volcado sin querer es signo de que quiere ser algo más que un signo; el rito del protagonismo profana las intenciones y deja la sensación de adulterios reconocidos. Y todo porque está convencido que allí no lo ven y entonces confía en soltar la clave de acuerdo a sus tiempos: todos lo saben, conocen mucho más de lo que supone pero le perdonan impensadamente la vida; porque la vida es más y por ella debería rotar sobre si mismo y quebrar las locuras obviamente enajenantes que lo encaminan a la muerte como opción de salvación.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Silencios en crisis

Se escuchó solo eso porque la angustia lo cubrió de magma en armonía, rogando clamores profundos, negros y hediondos que son indignos de los demonios de esos que son expulsados por imberbes; entonces sí, aún en lo profundo del quejido sordo no vibró una nota: la imaginación tendió el lazo y atrajo a sí la voz muda del valle; pero fue el silencio de las montañas que disfrazado de ingenuidad me creyó al fin vulnerable y abusó torpemente de mi conciencia cuando sabía que no me iba a resistir: y resultó aunque todavía lo desconozca un vencedor derrotado. Y que paradoja: el silencio de la ciudad que fue mi ansia perfecta de todos los días, me agobia con ausencias presenciales con fluida contradicción que perdurará hasta terminar conmigo.

Es que ¿no es el mismo silencio acá o allá? ¿o sucede que hay niveles de silencio? ¿los hay desbordados de matices pardos que tornan al rojo sangre?; ¿y esos otros que se saborean agrios y cutáneos?; ¿ o aquellos silencios impregnados de aromas sexuales que derrochan sudor de goce reciente son como otros tantos que se irritan hasta perderse en espasmos de más silencios?. Como no confié en el guía y seguí el sendero solo, cauteloso, temeroso, fui cruzando los cerros hasta que logré dar con el peor de todos: el silencio transgresor, ese que debora a su paso ruidos, gritos, estruendos, estallidos, historias, histerias, explosiones, éxtasis. Imaginemos entonces un silencio ruidoso; mucho ruido, solo eso y nada más; imaginemos un silencio ruidoso que se permita concebirse a así mismo como el más loco de los silencios haciendo de sí todo lo contrario; rebelde, incauto, morboso y desesperado por violarse a si mismo.

domingo, 31 de agosto de 2008

León cansado.

Enciendo la luz, la apago. Temo por costumbre. Descarto por temor. Pero esta vez la recurrente aridez de mi vida se inunda de variaciones necias que manan del lecho mental que en su lastre deposita miserias de mi pasado. Estoy sentado solo, de pronto y de tonto me veo compartiendo mi silencio con el aire y mi música interior con los espectros de turno: lloro de impotencia porque estoy sordo. Me aburro y hago sonar en tiempo de vals un flujo de sangre azul, surcando venas y arterias: esa maldita rutina de la vida que alguna vez interrumpiré para placer del. Pero sentado sigo, solo como un feto. Solo como llegué a este mundo que no quise y colmado de soledad como alguna vez me dejaron todos. La culpa fue. Sigo solo y rodeado de libros que nunca leeré, trapos sucios, tropas sin tripas, camiones abandonados, hormigas miles de hormigas, baños tontos, ilustradores de zapatos, tordos cagones. La culpa fue, ya no es. Sentado, solo, inmóvil. En la contradicción de mi vida todo gira caóticamente a mi alrededor y contemplo sin asombro la muerte muerta de risa, pero a su vez le ofrendo inmóvil la voluntad que perdí. “Cada vez más seguido me intercambio sábanas y cadenas con mis fantasmas”, le confesé una vez a alguien. Me arrepiento. Todo sigue girando, manchando de negro claro las aristas de mi razón agonizante. Poco queda ya de ella. Siento que las sombras me alcanzan y que mi pacto con la noche ya no tiene sentido. Noche cobarde, infiel, promiscua, nefasta; que la luz del día no deje nada de vos y el sol te niegue volver. Juego al todo y pierdo cada jugada y vuelvo a jugar. Mareado ya no quiero ser el centro de lo que gira sin control, envuelto en el manto final me cobijo del frío y confío cada vez más en mi locura que en todos los cirios ardientes que has podido encender implorando que cambie. No ya; no. Más no que nunca.

sábado, 30 de agosto de 2008

El día que dejé de ser nieto / Da sicuro ci veddiamo

Ciao Marianinna! Mamma mía, que dura fuiste! Fucilli, briscola e il generale Perone. Tuviste siempre la suma del poder porque así te lo dieron tutta la parentella: tus padres, tu marido y tus hijos: Turiru y Marietta; Tommaso; Luigino, Maria y Carmelo. Mandabas porque así te lo permitieron. Hace más de veinte años el insolente de tu nieto mayor te enfrentó y nadie, nadie lo toleró: porque cambiar la realidad?. No te vi más. Llegaste dos dias después de la muerte de Evita y por mas de medio siglo viviste en esta tierra hasta que este invierno se cansó de vos y te dijo basta!. Setiembre no quiso que festejaras tus 92.
Buon viaggio, Marianinna! da sicuro ci veddiamo !

viernes, 29 de agosto de 2008

La memoria del olvido

Mil veces estuve cansado de todo como hoy, pero hoy mil veces más. Tengo dentro de mi vacíos llenos de miseria y de fracaso: por eso prefiero esta noche rozar con el dorso de mi mano el rostro frio del olvido para que pierda su memoria y entonces recuerde todo. Eso quiero: un olvido que fluya eterno y sin memoria para que me recuerde tortuosamente y por siempre todo lo que hice mal. Y quiero más aún. Por eso, postrado y a la vez alzado con todas mis fuerzas inútiles me digo a mi mismo: sería bueno que siempre fuera tarde para tomar conciencia del hoy; pero no: el tiempo sobra. Vuelvo a sentirme derrotado por esa mezcla de recuerdos falsos que abandona premisas tontas, que suelta indiferente su manto morado de vergüenza y deja caer su piadosa mácula impía e impropia de tanto besar el suelo. Es injusto y es inmoral, ese sueño ausente que me tortura con un clamor de paz, condenándome a días eternos atado a la luz y sacudiendo mi letargo tortuosamente; ese sueño disfruta que me estoy muriendo erguido mil veces de pie. Y en un horizonte inventado se filtran anchos y sin caos los pasillos del sitio que nunca terminan bien porque la distancia los condena a eternizar su senda y cobardes agotan su andar olvidando lo que son. ¿Y porqué oigo muchos ruidos y no puedo escuchar el canto del silencio? ¿y porqué los colores son siempre grises para mí cuando destellan refulgentes para esa gente que aplaude? Si ellos lo ven y yo veo los veo que lo ven, estoy al margen de todos y poco me queda por andar. Sucede siempre y a la vez al pie del valle y en la cima del cielo. Falta menos. Ojalá me equivoque. Ojalá no.

jueves, 28 de agosto de 2008

Desde Chacras

Tan bizarro que probablemente cualquier enjuague imaginativo lo convertiría en creible. Veteranos, cada uno en lo suyo. Las investigaciones complejas en un país simplificado por una parte y los pliegues dolorosos de una guerra insólita y vergonzosa por otro lado. De raíces o etnias y de lenguas o dialectos muy diferentes unieron sus ganas de seguir hace más de tres décadas en un cruce casual en la San Francisco de Carter: nadie los separó. Hoy viven mansos y tranquilos el otoño de sus días quizás con alguna flor que anima a interrumpir un invierno inevitable.

sábado, 23 de agosto de 2008

como gárgola

A veces siento que no me hago falta y que se sacuden convulsivamente mis sentidos cada vez que en silencio contemplo el opúsculo que muta amarillo, rosa, rojo y vierte sangre espesa en el ocaso.
Son llamas que se consumen por fin: negro al fin.
Me canso de sobrevolar las hogueras ardientes: ya aquellos brazos ígneos, anónimos y pecadores no claman piedad a mi pasar.
Aun estoy peor cuando de tanto ardor comprendo que soy todo estigma. Entonces poso en lo alto y agito mis alas chamuscadas; entonces reposo en lo bajo y descanso en paz.
Busco el fin.

viernes, 22 de agosto de 2008

dueño del tiempo

En la senda del tonto lo veo; aquel que despareja su andar por solo sentirse un instante dueño del camino. Es ahí donde se me figura un gigante, un verdadero titán que llega al burgo invocando poderes indemostrables de los que abusa por el terror que derrapa. Todo teme y todos temen. Se detiene el tiempo dudoso de sí y se acobarda el sol que no se anima a salir. Son los letreros que se apagan a su paso, uno tras otro, cual si fueran antorchas sacrificadas en un ritual de sombras. Y son las aguas de las fontanas grises del bulevar que dejan de danzar sumisas, temerosas haciéndose lagos improvisados. También son los jacarandáes en miles de flores siempre dispuestas a un suicidio colectivo convertidas en alfombras de vida, los que ahora contienen el vuelo breve en honor a su presencia. Son deliciosos humos, aromáticos vapores y asfixiantes escapes es decir que son asados, lavaderos y camiones. Y son vómitos contenidos, llantos declamados y meadas impunes es decir que son cenas, amores y olvidos. Si un gorrion presumido que se creyó águila por día en la ciudad pudo lograr esto, por qué yo no salto y le pongo fin?

jueves, 14 de agosto de 2008

el final tiene fecha

El frio no ayuda cuando las brasas abandonan su ardiente pasión. Confieso que cada domingo me siento en la vía despreocupado; me gusta sentir que viene y que avanza impertinente, voraz, directo hacia mí meneando retazos de furia contenida por la felicidad desgarrada a gritos; no para y no para y eso simplemente será la voz del olvido en segundos nada más. Poblado de dudas avanzo, suelto entonces el lazo inconciente y despotrico contra todos, esos que brindan por la falsedad de la estirpe; de pronto me paro turbado enfrente y enjuago con mentiras las lágrimas de esta noche que por instantes se hizo luz tenue y poco creible; incandescente mi alma se desnuda despreocupada frente al espejo opaco de la realidad que solo refleja mi sombra y que no es ni la mitad de lo que pretendí hasta el final que hoy tiene fecha: esto se termina para mi: no seré nada a poco de enterrarme; el primer puñado de tierra será mi reto.

domingo, 10 de agosto de 2008

El 44

Dicen que fue domingo a mediodía, frío y nublado; que fue el centro del mundo por algunas horas y que todo giraba a su alrededor. Dicen que las contradicciones primero lo llevaron a un mejor cuenco y que abandonó el cobijo que meció sus primeras formas; luego otras tantas lo hicieron vagar incierto de lecho a lecho, calentando y enfriando sin rencor. Dicen también que Cronos jugó con sus horas arrastrándolo de los cabellos por tiempos de tormenta y le simuló edades encontradas haciéndolo gozar de poder inmerecido y llorar pérdidas injustas. Dicen que dicen que guardó años de dureza, exhibió orgullo falso y valores inventados. Muy a destiempo advirtió que le mintieron cuando gritaron gloria! al cordón interrumpido: no fue así hasta muchos años después cuando verdaderamente y de cuajo se arrancó con dolor la inocencia llevándose pedazos de natura propia y ajena. Vivió una sucesión de veranos remotos acumulando siestas furtivas con distintos motivos y excitantes resultados que le fueron convocando hacia una imaginación de altura, ingenua, libre e inocente, que después cayó sórdida, recoleta, dura, reprimida; más gris y turbia. Cuando se dio cuenta que todo eso que decían no lo hacía feliz, detuvo su andar, salió del camino parejo y contorneado, y se echó a correr sin rumbo por el desierto, por el agua, por la montaña: llevando en sus manos apretadas el poco calor de una vida que se enfriaba hasta que encontró un espacio en donde abrirlas despacio aunque llorando en silencio de alegría. Desde entonces se creyó un simulador por convicción, tambien soñador errante y hasta algunas veces delirante al extremo de la provocación.Hoy teme de sí mismo: pudo hacer casi todo lo que quiso y lo inquieta creer que poco es lo que aún le falta. Creó y procreó, quiso y amó, adoptó y adoró, agonizó y sobrevivió, perdonó e hirió, convenció que del infierno se vuelve porque así lo hizo. El 44.

martes, 29 de julio de 2008

Un poco; don`t cry.

Bueno para algo? Ah si, es cierto que cavando se llega a Sicilia; lo hago con una frecuencia casi adolescente, impensada y rebelde, siempre que el amigo de mi piloto no haya colgado mal el paraguas. Huelga acotar aun en vano que antes de Samoa empuño duro y derecho con la cucharita y arremeto con fuerza impertinente, muy desde adentro, como esas moles que rompen vírgenes. Y la luz azul al Y: anagrama caprichoso. El humo del Etna me turba, me dejo derretir con las piedras de Vulcano y vuelvo cubierto de Angiulina y mecido como el último feto de la posguerra. Maybe.

lunes, 28 de julio de 2008

Franqueo a pagar

Retazos de telegramas: el cartero renunció. Un zurrón octogenario, gastado y maloliente estorba como puede en la esquina, exhibiendo fragmentos de mensajes que nunca llegaron."... De acuerdo con penetrar en la cuenca del Tsar hasta donde se llegue excepto que, por obvios motivos, sus límites no sean los esperados;..."
"...Así y todo, nunca comería dulce de batata con pan o empanadas de papa o polenta con grisines o sopa de ñoquis o pizza de arroz. ..."
"...Exequiel sudará Malbec pero a mí no me convence. Esta noche dice que bailará en la vereda: Porchetto lo hizo hace mucho."
"Pobre del tazón partido cuando la leche no está buena!..."
"Movía el termo al son del fuselaje lo cual le brindaba extremos de placer...."
"Lejos de casa: aun volando en alfombra prestada vale más, por eso lo hace y abusa; ..."
"Te advierto que solo por respeto al desnudo de tu honor despego por las mañanas, el sol siempre reconoce a los simuladores del duelo nocturno."
"Todos lo ven blanco y yo apenas distingo el rojo intenso que nunca me abandonó. "
"Un clic y vuela el hospital, otro con las puertas del baño y del placard, uno mas y salgo por la mejor vía. "
"Cabeza abajo te veo mejor, menos turbia tu sombrilla, los autos arrancan tarde y nada llega al ton del sereno miserable que flota tocándose a espaldas del infierno."

lunes, 21 de julio de 2008

Ramera del sol.

Justo en el momento bestial, en ese punto límite y fatal, la huella me abandona y decide ser su propio camino; segura de sí misma detesta las sendas mal trazadas que otros rumbearon a la deriva: aborrece de los llanos desvirgados; peor aún mi sombra -eterna fámula hasta hoy, falsa y servil- prefiere el horizonte incierto y sigue incondicional a esa huella traidora: me abandona sin mirar atrás: ramera del sol. Un eje partido, una esperanza desvanecida: aun de pie e inmóvil me condeno porque estoy convencido de que pereceré cuando agonice el crepúsculo; perdido, abandonado sin mi sombra y sin mi huella: putas de otra vida.

(Zoológico de Mendoza, sábado 19 de julio de 2008)

domingo, 20 de julio de 2008

Los redondos


Tonel de roble francés de la champañera Cavas de Zonda, San Juan, Argentina

Rueda de Ford 1925 transporte de vino en toneles de Bodega La Rural, Maipú, Argentina

jueves, 17 de julio de 2008

Mana y bulle, fluye pero no coagula.

Y entonces respiro otro aire gris, seco y aún más turbio que mi conciencia; me conformo con eso pero sigo inquieto y desmedido. Degusto inconsciente y lo aspiro bastante, denso, espeso y espinoso, agrietado como para sentir el chirrido de mi sangre gélida y sucia cuando en su carrera alocada surca las sendas entre pliegos y codos de mi todo; hasta donde pueda llegará: cada vez más cerca de mí. Y cuando todo eso dejo, expiro, exhalo y sudo sin piedad las marcas del fuego desmoronando paredes de ardor. Mana y bulle, fluye pero no coagula. Todos estuvieron.
(para los que asocian ideas, les comento que esto fue escrito bajo los efectos de un Sugus masticable sabor menta y después de un alfajor Bagley Brownie previo una siesta de 54 minutos)

miércoles, 16 de julio de 2008

Reyno caido.


Ojalá alguna vez sientas la necesidad de que todos callen para siempre, que caigan sus espadas y sus togas; y que solo la voz del silencio clame a gritos en la inmensidad de una paz que únicamente te dé la naturaleza.
Quizá te llegue ese momento cuando dejen de blandir los estandartes de ocasión y entonces solo permitas que el murmullo del pino y del viento, de la nieve y la montaña, sean quienes acompañen tu soledad imperial.

lunes, 14 de julio de 2008

La montaña

Un posteo con fotos recientes (cosecha invierno 2008), mezclado con la letra de un tema de rock nacional ("La Montaña" por Los Callegaris y Pity Alvarez).

Hoy no voy a cantarle al sol, ni al mar,
ni a las estrellas, ni a casitas de muñecas.
Hoy sólo quiero contar cómo me siento,
estoy viviendo un dia en blanco y negro.
Así que no me vengan a hablar de amor,
porque yo soy un monumento al malhumor.
Y mi sonrisa siempre fue una mala actriz,


No hay luz en casa pero con la vela alcanza,
para alumbrarme la amargura,
dos o tres puntos de sutura.
No hay luz en casa pero con la vela alcanza;
y en un revés a mi destino, un día de estos yo me animo.
Hoy no hay metaforas, voy a ser sincero,
las cosas no me están saliendo como quiero.
Es una tarde en la que siento que una fiesta,
sería dormir treinta y cinco años la siesta.
De vez en cuando caigo en estos agujeros.
Pido licencia el humor que siempre tengo,
Soy mil de azucar para una sola de sal,
Tengo derecho yo a sentirme un dia mal.
No hay luz en casa pero con la vela alcanza
para alumbrarme la amargura,
dos o tres puntos de sutura.
(fotos: arriba y al medio Dique Ullum; abajo Laguna en Camino de las Tapias
todas en San Juan, Argentina; jueves 17 de julio de 2008)

miércoles, 9 de julio de 2008

afrenta

Me recordaréis por lo que no fui; el día que pueda ser quien soy no habrá nadie de vosotros que me llore, que me olvide, que me odie. Quizás el verano que pierda el antifaz sea el más nevado del siglo y entonces llorarán los peces y mentirán las zorras; se incendió el mar y no consigo sangre que lo apague; amén.

martes, 8 de julio de 2008

sin sustento seminal


Viognier & Cia. Soltó lo mejor que tenía en su alforja y en su morbo desbordado. Nadie detuvo su andar, sangrante de celos abusó del único vicio que tenía: clamar a las deidades hasta la agonía del espasmo esparciendo simientes. Morado de dolor y pasión, pálido de sed y olvido, bebió el descontrol de la profunda muerte del sol, ritual traido de otras tierras: esas del otro sol pero del buen vino. Salud, solos en compañía que mañana y solo por una noche que será pasión.

domingo, 6 de julio de 2008

el sol dormía y amaneció

Pensé que no llegaría nunca al mar y entonces me sentí inmóvil y me asumí como el más paralítico de los beduinos en el centro de Mahgir, mintiendo a los mhuires las bondades de la vid; cuánto deseaba ser más nadie que Zahir y ser todos los demás para que llorara mi presencia eterna y posesiva; había muy pocos motivos por los que me estremecería estar ahí: quizás las llagas en las manos no hubieran ardido tanto si mi corazón llorara su duelo en lugar de envolverse en el luto del pánico y endurecerse, acorazarse de miedo hasta reducirme a un tonto peregrino durmiendo en la escalinata del templo negado; en un momento deseé con todas mis fuerzas que todas las puertas se cerraran y todos los caminos se agrietaran y que todas las zanjas manaran heces y miel; clamé por suficientes obstáculos que me impidieran llegar allí, fui capaz de creerme fuerte y ágil para saltar todas las vallas y escollos a mi paso; muchos rostros desconocidos, anónimos, insulsos, por momentos agridulces y más que grises; al fin llegué y compartí todo ese ritual de la sangre de la tierra, eso que adoraban hasta los paganos y que rendían a los feroces; reí por convicción y se fue conmigo: así amaneció cuando el sol aún dormía.
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!