sábado, 6 de diciembre de 2008

final irreversible

Arde el hielo en el vaso de humo. Sostengo su masa con las pocas fuerzas que me quedan, sobrecarga de flujos. Pesa como la suma de mil glaciares encendidos navegando al cadalso del mar profundo. No tolero más la recurrencia del falso suicida y dejo caer indiferente ese frio estado de la materia, uno tras otro ahogan deformidades. Entonces -abusando de su ignorancia, de su inocencia- enciendo la licuadora a mil y en cuestión de segundos logro el mejor batido!

3 comentarios:

  1. Confiese...que habia chupado cuando escribio esto????
    Speed con vodka quizas???
    Me he cansado de decirselo, convide hombre, convide!!!!
    Jajajajaja....
    Como siempre genial su delirio
    Vaya un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Dios!!!!
    Qué resaca!!!!!
    Me dolió la cabeza...
    Por lo menos tuviste fuerzas de encender la licuadora jajajajaj
    ¡O sera simplemente que te estas deviniendo en pura poesía...hasta para hacer un batido?
    Por envidia prefiero quedarme con la opción.....RESACA
    JAJAJAJA
    Besossssss muchosssssss
    Gizz

    ResponderEliminar
  3. Mire ustè el señor,desperdiciendo energìa no renovable
    ya te va agarrar la Cristi con la cuenta de la luz.Porquè no vuelve a la vieja coctelera y me prepara un 7mo Regimiento?
    bien frappè,per favore.
    ( parezco Pinti " per la nena ,camone"

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!