sábado, 17 de noviembre de 2007

CODIGO DE HONOR

Entró sin llamar a mi habitación. Levantó a su paso solamente lo que le impedía avanzar. Poco le importo que yo estuviera descansando. Me hice el que dormía. A partir de que se lo creyó, continuo su tonta misión en la tierra. Se agacho a limpiar debajo de la cama. Involuntaria e inevitablemente esa masa carnea debería luchar desesperadamente por salir -por donde fuere- de su agobiante entregenero de algodón y poliester surcado por lineas de elásticos que demostraban haber cumplido su ciclo de elongacion hace ya bastante tiempo. Para colmo no era un día habitual. El perimetral avance de los agregados del domingo dijo presente y esto le resto el poco merito que esgrimía la contención y el acomodamiento que el paso de las horas solía mejorar: Esta vez no tenia retorno. La cuestión se volvió ingobernable. Entonces libero sus ajustes y se rajo un tremendo y estruendoso pedo, imposible de regular en intensidad sonora ni que decir de la composición aromática. Entonces asustados, aterrorizados nos miramos cara a cara y sellamos un pacto: ni yo viví ese pedo ni ella supo que había debajo de mi cama.

andando

Deje de caminar sobre el agua
cuando me di cuenta
de que me estaba resfriando.
Al tiempo quise retomar mi andar
y advertí que en alíscafo llegaba más rápido.

jueves, 15 de noviembre de 2007

SALÍ & MORÍ

2:39. Hay insomnios que no se justifican: este es uno. Viamonte oscura, Florida irreconocible y miserable, Lavalle lavada pero sucia por dentro. Una fría noche de noviembre bien boreal pero austral. Un manojo de vendedores de fantasias por cuadra, nada creíbles, que juegan a sobrevivir a costa del errante forastero credulo. Quise seguir volando al ras del suelo, pegando tumbos en algún rincón siempre vulnerable -el rincón, no yo-. Así el destino tangueramente cruel y fatal, me enfrento al alma ignea de un agonizante pucho y como solamente soy -aunque no me asuma- un bollito de papel, me prendi fuego y en segundos fui cenizas olvidables.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

otra sería la historia (2)

"Muchachos, nos quedamos unos días en Medellin. Me gusta la ciudad" (Carlos Gardel)
"No veo nada, mejor peguemos la vuelta" (Cristóbal Colón)
"Ni loca meto un pie, este mar esta helado!" (Alfonsina Storni)
"Joseph, jurame por Dios que no me vas a suceder" (Juan Pablo II)
"Vieja, avisa al Senado que no voy, siento como una punialada en la espalda" (Julio Cesar)
"Mr. President no viaje en descapotable que se despeina" (Marilyn Monroe)
"Despertate tonta, solo me tire un rato a descansar" (Romeo)
"Cambiemos la campaña, Goebbles. No me dan bien las encuestas" (Adolf Hitler)

imaginando otra historia

"Mejor vamos al cine" (Abraham Lincoln)
"Decile a Pinochet que pase y charlamos" (Salvador Allende)
"Esta motocicleta de mierda! Vamonos a dedo a Villa Gesell" (Che Guevara)
"Amor, cuando estemos en NYC quiero subir a las Torres Gemelas" (una esposa de Osama)
"Te agradezco, pero mi esposa me preparó una vianda con comida para el viaje" (Mariano Moreno)
"Vieja, que te parece si ponemos un tienda, vos tejes ponchos y yo los vendo" (Domingo Sarmiento)
"Lo lamento Simón pero no conseguí pasaje de vuelta". (José de San Martin )
"Lo tuyo es la radionovela, Negrita, te compro una emisora y haces lo que te guste, si?" (Juan Perón)

lunes, 12 de noviembre de 2007

Pensamientos vanos.

Estaba yo intentando reflexionar sobre lo vivido y lo poco que me queda por vivir; tratando de dibujar el más lúgubre de mis futuros, hasta que una luz vino hacia mi y me dijo: Hazte un alto en tu retrete, mira lo que haz hecho! Reflexiona sobre ese cetro que atesora tu pasado reciente! Y no hice más que indagar su historia. Hace más de 4.000 años los cretenses ya aplicaban en el palacio real de Cnossos una especie de inodoro. Dicen que constaba de una cisterna, tazal y canal de desagüe, pero el progreso de la redes fue lento. Solo hace dos siglos que las cloacas sirven a domicilio privados. Durante cuatro milenios los orinales eran volcados a la calle, previo aviso. Los próceres del higiénico cambio fueron: Sobre todo el inglés John Harington (poeta), quien en 1597 desarrolló el water closet de válvula, que bautizo Ajax y fue instalado en el palacio de Isabel I en Richmond. En 1775 John Cummins patentó un w.c. de cisterna, perfeccionado en 1778 por Samuel Prosse con su válvula esférica. Setenta años después, en virtud del acta de Salud Pública inglesa, se obligó a instalar en todas las casas que se construyeran un servicio de inodoro.
Hacia 1890 ya había triunfado en toda Europa. El artefacto ha recibido en el mundo todo tipo de denominaciones, a menudo extendidas al local en que se instala.
Los campesinos ingleses siguieron llamándolo john, en homenaje al poeta inglés, John Harington que indudablemente fue su precursor. Erasmo de Rotterdam, el erudito humanista del siglo XVI, que escribió uno de los primeros libros de etiqueta de la historia, nos aporta algunas de las primeras normas escritas de conducta para el “cuarto de baño” y las funciones corporales. Nos advierte que “es descortés saludar a alguien mientras esté orinando o defecando”, y usa lo que se refiere a soltar ventosidades recomienda que se “disimule con una tos el estruendo explosivo... Sígase la ley de sustituir los pedos por toses”. Los baños primitivos más perfeccionados de la antigüedad fueron los de las familias reales minoicas en el palacio de Cnossos, en Creta. En el año 20000 a.C., la nobleza minoica disponía de bañeras que se llenaban y vaciaban mediante tuberías verticales de piedra con junturas cementadas. Con el tiempo, fueron sustituidas por tuberías de cerámica esmaltada que se unían entre sí de modo muy parecido a las actuales. Por estas tuberías circulaba agua caliente y fría, y sus conexiones arrastraban los desechos lejos del palacio real, el cual disponía también de un retrete con un depósito encima, lo que permite clasificarlo como el primer water con cisterna en la historia. El depósito estaba destinado a. recoger agua de lluvia o, en ausencia de ésta, a ser llenado manualmente con cubos de agua sacada de una cisterna cercana. La tecnología del cuarto de baño evolucionó entre los antiguos egipcios. Hacia el año 1500 a.C., las casas de los aristócratas egipcios contaban con tuberías de cobre por las que fluía agua fría y caliente, y el baño corporal completo formaba parte de las ceremonias religiosas. Curiosamente, a los sacerdotes se les exigía tomar cuatro baños fríos completos al día. Los judíos otorgaron aún mayor importancia a los aspectos rituales del baño, pues según la ley mosaica la limpieza corporal equivalía a la pureza moral. Siguiendo las normas dictadas por David y Salomón, aproximadamente desde el año 1000 hasta el 930 a.C., se construyeron en toda Palestina complejas obras públicas para el suministro de agua.

De ahí en más, cuando supe dónde me había sentado me constreñí hasta el final de mis días.

Bastante letra la robé de: http://www.taringa.net/posts/info/829016/La-historia-del-Inodoro.html y de http://www.proyectosalonhogar.com/El_porque_de_las_cosas/historia_del_inodoro.htm

domingo, 11 de noviembre de 2007

Manuel Namuncurá y sus chiquitos

Manuel Namuncurá había heredado el mando de la confederación de tribus indígenas en manos del cacique Calfulcurá, abuelo de Ceferino, que en 1835 se había instalado en las Salinas Grandes (actual territorio pampeano), desde donde construyó la resistencia contra los embates del todavía precario Ejército Argentino. Muerto su padre, Manuel Namuncurá tuvo que enfrentar un contingente bélico mejor preparado que el de su antecesor, y no pasó mucho tiempo antes de que ofreciera su rendición. Sin embargo, Namuncurá no cedió su territorio por nada: a cambio de su retirada negoció una pensión vitalicia, tierras en las riberas del Río Negro, y el rango de coronel del ejército argentino. De entre todas las promesas, lo único que obtuvo fue el traje y una fotografía en el Archivo General de la Nación.

El cacique Manuel Namuncurá, con uniforme de coronel, junto a sus hijos Julián (izquierda) y Ceferino (derecha), 1905. Archivo General de la Nación

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!