miércoles, 27 de mayo de 2009

faltan detalles de terminación

No estoy de pie. Las aguas del Ganges o las del Jachal, transcurren tan sucias de conciencias como turbias están mis convicciones. Tampoco estoy despierto. El vuelo entre Tudcum y Simoca puede alcanzar la misma altura que tus argumentos y estrellarse contra mi realidad. No sé descansar. Hoy viajo angustiado con destino a oriente, avergonzado del talismán fatal de tu mal presagio que se devoró mi luz por lo ya no imagino mi horizonte en paz. Si hubo un momento de consagración en tu vida: fui yo. Quizás lo dudes. Ahora apurate a decirme todo lo que sientas de frente y en la cara, porque se cierra el ataúd. Necesito acabar.

martes, 26 de mayo de 2009

Suelto ese sueño porque no es el mío.

Anoche me dormí sentado en el living de una nube verde con un libro que no leí, un whisky que no tomé y un amor que no lloré. Anoche, no ahora. Manchete caminaba a mi lado inquieto pero no preocupado. Estas cosas suelen pasar, supuse que lo supuso. No recuerdo si primero salí con el auto de la cama o salté de la cama a la cochera. Por más que me esfuerzo (sin muchas ganas) todavía me cuesta creer que la lluvia y el viento de tal mañana helada no me detuvieran. Abrí primero el portón del garage o el plumón de mi lecho?. Manchete me mira y ahora supongo (mal) que me entiende. Así le va. Suelto ese sueño porque no es el mío. Apenas lo dejo sale corriendo a buscarte. No lo pensé mucho pero demoré lo suficiente como para que no lo olvides. Era muy tuyo pero alguien se atrevió a compartirlo de una forma un tanto hostil y sin reparar que vos no querías esa comunión. Cómo pudiste permitirlo! Te lo arrebataron, alguien diría con mucha razón que careces de dignidad. No lo devuelvo tal como me lo dieron: ni virgen ni puro. Quizás por unos (o varios, o bastantes) instantes lo disfruté pero muy pronto comprendí que no era mío y así empecé a maltratarlo abusándome en todo cuanto podía. Y entonces entré ridículo en moralejas de almanaque, de fábulas envalentonadas de pico y no de pala: Si existen fronteras son para cruzarlas, los límites para superarlos, los cercos para saltarlos, las leyes para violarlas y los sueños... para no cumplir(se)los. Espié por debajo de las sábanas la hora. Mi próximo límite suena a las 7:15 y a ese no lo quiero violar. Manchete ya no estaba, supongo.
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!