jueves, 3 de septiembre de 2009

bajando la tapa

... y los puchos se van quemando en impunes devaneos cuando el humo divino deja de mentir las formas de mis desvelos como en aquellas agonías rituales;
... y la borra de cafe (de mil cafés) mas traidora que nunca, se niega a predecir el futuro abandonándome a la suerte de mi suerte;
.. y la botella (mil botellas que fueron vino, fueron whisky, fueron todo) volcó esta noche blanca, herida de muerte derramando esteril los fluidos inventados de mil dibujos nebulosos que terminan ahogados, despues absorbidos, despues secos como la tierra yerma, hostil, de nuevo esteril, muerta que me derrite los pies para que pueda dejar de pisar la alfombra de sudor que mis sueños construyeron todo este tiempo desde que abrí el Arcón.
Mefisto reclama, exige, luego implora y ruega e invoca el derecho de quien detenta sueños ajenos para que le devuelva sus delirios porque ya no los sé usar.
Toda esas imágenes que mecharon fantasías y realidades desde el fondo de mis miserias ya no fluyen, han mutado a otros destinos.
Por eso, Mefisto bajo la tapa y te devuelvo el Arcón.
Gracias por todo y adiós.

domingo, 21 de junio de 2009

no me resbala

No me resbala que hoy sea el Dia del Padre. No todos los dias son el Dia del Padre. Papá de esos hijos que me dio la vida y el corazón y que nunca termino de aprender a amarlos. Papá de ese que quiso y que no pudo ser. Papá egoista, ese que prefiere trascender en ellos pero que resiste a sobrevivirlos. No, otra vez no! Papá que no supe despedir con un beso final y ahora lo lamento. Papá que no entendí nunca. Y vaya un recuerdo tambien para esos papás cercanos que se me fueron sin terminar de conocerlos. Entonces: abrazá a tu papá, abrazá a tus hijos; deciles que los amas, no te lo calles aunque parezca que se sientan incómodos por la situación ellos te necesitan tanto como vos. Besos y abrazos.

sábado, 20 de junio de 2009

sin (?) sentido: baño, acuso, declamo, ironizo, descanso, redoblo

Baño con la mítica crema del espasmo que aunque más no sea, sirve para apañar la dulce magia de los bordes nubosos modelados a destiempo en tu cordón mayor. Acuso a mis sentidos, siempre traidores, en la profana y recurrente lujuria de verbos encarnados sin más reproches que vagos suspiros de aires mentidos solo a tu favor. Declamo con la urgencia de la excitación esos síntomas de perdón cuando solo rebusco en las fauces de tu trueno manso. Ironizo las proezas falsas al público obsecuente envuelto en aplausos previsibles y muero de a ratos, espectante a tu silencio. Fricciono hasta el ardor. Descanso. Redoblo la apuesta y enfrento confiado por que sé que estás.

viernes, 19 de junio de 2009

(efecto zonda) y fotito del paño gastado

-Hola Luis, cómo estas? - -Todo bien.- - Me alegro- (No! No te podés alegrar! No te importa como me va y a mi no me importa tampoco que te importe!) -qué querés?- -bueno, que trates de cambiar el acuerdo porque desde que vos estas con tus planteos se va el negocio a la mierda!- (Ah, y me decís que te alegrás? Boludo!) -Me traés la cuenta?- -A ver, son 98,53 pesos- -te pedí la cuenta, me la traés?- -Se.- (no necesito que me demuestres tus habilidades para sumar sin usar los dedos y que te dé siempre de más) -Ah, que sea un ticket o factura, ok?- -Que tal me quedó?- -para el culo- -no ves que no se te puede preguntar nada a vos!- -no... y..?- -porque no te vas a la mierda?- -no me dijiste que no se me puede preguntar nada y volvés a lo mismo?- -porqué el piloto se levanta y va al baño en pleno vuelo? A quien deja mirando el camino? Y yo no puedo sacar mi sueter en la gabeta?- -por que él manda, es el comandante! Y no se saque el cinturón de seguridad, eh?- -ok. A.A.C.- - lo que?- -Andá A Cagar!!! Y de paso te culpo de mi resfrio-

miércoles, 27 de mayo de 2009

faltan detalles de terminación

No estoy de pie. Las aguas del Ganges o las del Jachal, transcurren tan sucias de conciencias como turbias están mis convicciones. Tampoco estoy despierto. El vuelo entre Tudcum y Simoca puede alcanzar la misma altura que tus argumentos y estrellarse contra mi realidad. No sé descansar. Hoy viajo angustiado con destino a oriente, avergonzado del talismán fatal de tu mal presagio que se devoró mi luz por lo ya no imagino mi horizonte en paz. Si hubo un momento de consagración en tu vida: fui yo. Quizás lo dudes. Ahora apurate a decirme todo lo que sientas de frente y en la cara, porque se cierra el ataúd. Necesito acabar.

martes, 26 de mayo de 2009

Suelto ese sueño porque no es el mío.

Anoche me dormí sentado en el living de una nube verde con un libro que no leí, un whisky que no tomé y un amor que no lloré. Anoche, no ahora. Manchete caminaba a mi lado inquieto pero no preocupado. Estas cosas suelen pasar, supuse que lo supuso. No recuerdo si primero salí con el auto de la cama o salté de la cama a la cochera. Por más que me esfuerzo (sin muchas ganas) todavía me cuesta creer que la lluvia y el viento de tal mañana helada no me detuvieran. Abrí primero el portón del garage o el plumón de mi lecho?. Manchete me mira y ahora supongo (mal) que me entiende. Así le va. Suelto ese sueño porque no es el mío. Apenas lo dejo sale corriendo a buscarte. No lo pensé mucho pero demoré lo suficiente como para que no lo olvides. Era muy tuyo pero alguien se atrevió a compartirlo de una forma un tanto hostil y sin reparar que vos no querías esa comunión. Cómo pudiste permitirlo! Te lo arrebataron, alguien diría con mucha razón que careces de dignidad. No lo devuelvo tal como me lo dieron: ni virgen ni puro. Quizás por unos (o varios, o bastantes) instantes lo disfruté pero muy pronto comprendí que no era mío y así empecé a maltratarlo abusándome en todo cuanto podía. Y entonces entré ridículo en moralejas de almanaque, de fábulas envalentonadas de pico y no de pala: Si existen fronteras son para cruzarlas, los límites para superarlos, los cercos para saltarlos, las leyes para violarlas y los sueños... para no cumplir(se)los. Espié por debajo de las sábanas la hora. Mi próximo límite suena a las 7:15 y a ese no lo quiero violar. Manchete ya no estaba, supongo.

miércoles, 15 de abril de 2009

Se nos está yendo Massera (o Cómo se prepara el obituario de un reverendo hijo de puta)

“Infinitos puntos, infinitos planos, infinitas rectas“ decía la Farías mientras impartía desde los claustros del Proceso una matemática lavada que no incluía profundizar en los conjuntos y subconjuntos que después supimos podrían llegar a ser interpretados como estructuras subversivas; o cuando la Hormiga que nos daba Merceología con la misma excitación de un orgasmo omitía mencionar las células madre para no confundirlas con las células terroristas; o cómo olvidar al grandísimo profesor de Derecho Dr. Francisco Casiello cuando festejaba sin reservas a aquél alumnito prolijito que acertaba al mencionar a la Comisión de Asesoramiento Legislativo (esa junta de soldados borrachos que reemplazó la corruptela libertina de la Legislatura nacional); y podría mencionar decenas de malos ejemplos de mis años procesistas en la secundaria. Esta tarde entro en la web y me entero que uno de esos señores que guiaron el sentir patriótico salvaguardando el ser nacional está –al fin- por cagar la fruta. Y lo malo es que me alegro. Como no quiero injuriarlo muerto, me apuro a expresarle mi más repudiable recuerdo y quedar a la espera de que por lo menos el ciclo evolutivo de la vida los vaya sacando de esta tierra para no respirar el mismo aire. Por lo demás, me siento a esperar en breve a leer, ver y escuchar cómo los medios reflejarán el deceso del ex almirante. Reírme o indignarme (espero que como muchos que tenemos algunos años) del tratamiento que le darán muchas de esas empresas periodísticas que supieron adular, festejar, asentir, censurar, felicitar, agraciar, potenciar, complotar, etc. en su nombre. A modo de bonus track seguidamente adiciono algún texto que sale publicado en hasta hoy http://es.wikipedia.org/wiki/Emilio_Massera y espero que pronto se complete la biografía. Massera se separó del gobierno el 16 de septiembre de 1978, cuando aun le faltaban dos años para terminar su Comandancia para dedicarse a la política. Tras el fin de la dictadura, fue investigado por el organismo creado ad hoc específicamente encargado de la instrucción sobre la guerra sucia y el terrorismo de Estado, la CONADEP; el 16 de enero de 1983, se presenta como candidato a Presidente de la Nación por el Partido para la Democracia Social, pero el 21 de junio del mismo año es detenido por el Juez Federal Oscar Mario Salvi por la presunta participación en la desaparición del empresario Fernando Branca, con lo que fue así imposibilitado para participar de la contienda electoral. El 22 de abril de 1985 fue juzgado por violaciones a los derechos humanos, asesinato, tortura y privación ilegal de la libertad, y condenado a prisión perpetua y pérdida del grado militar por los siguientes delitos: 3 homicidios, 12 tormentos, 69 privaciones ilegales de libertad, y 7 robos. Sin embargo, el 29 de diciembre de 1990 fue indultado por el entonces presidente Carlos Saúl Menem, y recuperó la libertad hasta 1998, cuando fue nuevamente puesto en prisión preventiva por causas relativas al secuestro y denegación de identidad a menores durante su gobierno. La orden dictada por la juez María Servini de Cubría se basaba en que la apropiación de menores y los restantes cargos imputados están considerados delitos contra la humanidad, por lo que no son pasibles de prescripción. En 2001 el juez federal Gabriel Cavallo declaro anticonstitucionales las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, que habían paralizado los juicios contra militares de rango inferior al de coronel durante los 15 años anteriores. En 2002, tras el estallido de un aneurisma cerebrovascular, fue ingresado al Hospital Militar Central de Buenos Aires. Las secuelas del mismo llevaron a que el 17 de marzo de 2005 fuese declarado incapaz por demencia, y se suspendieran las causas en su contra. http://www.criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=21815
El represor y jerarca de la última dictadura militar, Emilio Eduardo Massera, fue internado en el Hospital Naval al padecer ciertas dificultades cardíacas. Ahora su familia espera los resultados de nuevos estudios.

jueves, 2 de abril de 2009

ostentando sublime majestad

Siempre fantaseó con la idea de salir en los medios aunque más no fuera detrás del arco gritando un gol de media cancha, de mozo en Las Cuartetas o de extra en una escena de Sol de Otoño. La timidez le jugó invariablemente malas pasadas. No era capaz de articular una frase de corrido y menos aún de controlar el tartamudeo en todos los exámenes. Algunos dicen hicieron falta varios estímulos para empujarlo a su ganado y mantenido amor. La cuestión es que los acontecimientos se precipitaron y él milagrosamente estaba ahí: es como si el oráculo lo hubiera señalado, empujado con el índice despertando su pequeño destino y pidiéndole que solo supiera interpretarlo. Envuelto de ansiedad y saciedad esa noche aceptó compartir la cena con los padres de su novia. Todo transcurrió afablemente, podría decirse que ostentando sublime majestad. Aún así, para no mermar en su tibieza y haciendo como podía camino al andar, prefirió volver esa noche a su casa en micro por lo que guardó la moto en el garaje junto al auto de su suegro. Se despidió de Yami como si se fuera a la guerra; besos, lágrimas y mocos; y más mocos. Todos sabían dónde, cómo y porqué iba a estar. La rutina de sus funciones no pasaba por pernoctar en su hogar, pero algún amigo con influencias le permitió alterar el orden de ese día. Llegó a su departamento y revisó una y otra vez el uniforme. Impecable. Su madre asumió como propia la responsabilidad por cada arruga impertinente, cada botón sin brillo o la martingala desajustada y el juicio de la historia. Aún con la tranquilidad del apoyo materno no durmió bien. Sed, hambre, ansiedad, calor, frio: todo y las horas que nunca pasaban. Primero un jugo, una manzana, un yogur. Fasos y birra. Hasta que se desplomó por casi una hora: eso no fue dormir. No descansó bien, para nada. Esa mañana le habló a su espejo más que siempre pero no lo convenció. Ducha larga y pensativa. Toallón y rápido a enfundarse de gala. No había cabello para peinar ni barba que rasurar. Todo parecía en orden. Besos mil. Se fue en auto con su padre hasta el primer control. El visado de rutina y seguridad. La credencial bailaba en su bolsillo mientras que impertinencia de un recuerdo tonto lo atacó transitando los interminables pasillos del majestuoso edificio. Sonrió involuntariamente cuando recordó por primera vez del regalito que Yami le había puesto en su mochila la noche anterior: un slip blanco, chiquitito, más que sugerente destinado a protagonizar la gala. Volvió a reír se acordó que atropelladamente se desvistió esa misma mañana para llevarlo con el mismo orgullo que su uniforme. Los nervios seguían haciéndose sentir cuanto más se acercaba al salón principal. Más controles y más órdenes expresas de no abandonar la custodia bajo ningún motivo y hasta nuevo aviso. Nervios y sudores involuntarios. Ahí estaba él, ese granadero recio, esculturalmente impávido, inmutable que tenía la misión, el orgullo, el honor entre unos pocos elegidos de custodiar el féretro del ex presidente en la impresionante capilla ardiente. Nervios por todos lados haciéndole estragos. Se abrieron las puertas del salón para el ingreso de los familiares y amigos más cercanos del muerto. Más nervios. Detrás de esa gente llegarían los flashes que tanto esperó para retratar cien y mil veces la escena del difunto y sus custodios de la patria. No pudo ser para él. Una fuerza incontenible avanzaba desde más allá de sus entrañas. En cuestión de segundos el inmaculado calzoncillo estalló en un avasallante torrente de sentimientos gástricos que no hicieron más que doblegar en retorcijones infinitos a su portador para escándalo de la sala. No consta -hasta el momento de redactar esta crónica- si algún fotógrafo capturó la escena. Gloria al granadero caído en desgracia.

miércoles, 1 de abril de 2009

te amo, te odio, dame más

Pero no se tenía que morir primero Sandro? Parece que no. El pulso social argento reclamaba para hoy un muerto así. Hace tiempo que gran parte de la sociedad no siente este sacudón de memoria que unido al pasado 24 de marzo y anunciando este inmediato 2 de abril desembocará en otra semana santa con recurrencias similares. No puedo dejar de asociarlo a esa semana negra de la suprema muerte y los interminables funerales, la cureña, insoportable música sacra y demás ritos colmados de fatalismo agobiante de aquellos días de julio del 74 y yo con casi 10 años y recuerdos de un dolor ajeno pero contagioso. Formamos parte de una sociedad paraonica que reclama de los mitos, que necesita volcar todos sus miedos y angustias, euforias y loas desmedidas. A partir de allí construye su identidad. Somos esto, no pretendan cambiarnos. Por eso nos avergonzamos de la goleada de Bolivia o nos exhaltamos por la estúpida victoria frente a una Venezuela beisbolista. Salvo algún exceso terminal de algún rockero, bailantero o futbolero que nunca falta, no vamos a disfrutar de otro luto colectivo por años! Exquisitos cadáveres llenarán de glamour el calendario próximamente y faltará la anfitriona de los mediodías.

lunes, 16 de marzo de 2009

impresiones digitales

Sacá tu mano de mi pierna pero no saques tu pierna de mi mano. Dejá que el sex(t)o tra(n)vía se pierda esta noche en la confusión de los rieles que frecuentan tus burdas mentiras: apagué tu voz para disfrutar la música. Aún no te diste cuenta que tus piernas no tienen rumbo sin mis manos? Son estériles tu boca, tu manto y tu sombra porque lo infinito de tus celos lo culpa todo y con todo se estremece mi triste inocencia en esos baños oscuros de infatigable pesadumbre. Mis manos se empecinan en tus piernas, porqué? Ja, ja, ja! Ahora creés que me entierras con placer y deliras cuando acabo, cubierto de filosas notas de dolor. Una pierna tuya no es nada sin mis manos! No comprendes que soy yo quien te invade desaforadamente una, dos y cien veces; y por eso estás así y yo así no estoy. Tu pierna tocó mi mano: mi mano no sirve más!
(*) Foto: "Estudio de manos femeninas" Autor: Leonardo da Vinci Fecha:1476 h. Museo: Royal Library, Windsor Castle Características:21,5 x 15 cm. Material: Dibujo Estilo: Renacimiento Italiano

domingo, 8 de marzo de 2009

y también mi plaza;

Un doble seis en los dados y el último elefante se trepa urgido por la hora a la palmera azul, esa otra que no aplastó a la nena boba aquella vez que no fue tan imbécil. Más acá grita y llora sin consuelo -confundida y me confunde- la gitana por el aborto que no fue y por la hija que perdió; o será por el aborto que perdió y por la hija que no fué. La cola del medio es la cola del mono que no avanza más allá del licor de oferta cuando la impaciencia -torrada de más- volcó su café negro en la camisa color lunes mientras el topo plegaba torpemente su diario, dejando caer las primeras encuestas favorables. Alejado y desconociendo al grupo: su grupo, agita inútilmente la nube de mala yerba quemada como si aleteo borrase los vuelos de su reciente viaje. Ciega y babeante, la inagotable espuma de jabón barato rebasa desprolija babeante el nivel de la fuente como si fuera un rabioso mastín echado ahogando en saliva caliente los sapos de bronce. No hay paloma en San Juan que no se prive de cagarle reiterada y obsesivamente la cabeza al Gran Maestro en su incólume imagen monumental que alguna vez miró al Palacio y ahora espaldea a la vida. El temblor esta vez fue más que eso y todos los que no temían cubrieron con sus almas la grieta profunda que alguna vez se robó merecidamente mi plaza que nunca supe disfrutar.

lunes, 16 de febrero de 2009

de tapas

Ay! Maldita fiera, cuántos litros de piedra tuve que beber para sostenerme en pie en tu tierra y no volar más allá del deseo de tus falsos conjuros. Qué será de los leales senderos de agua sin sal que soñé en tu mar de sudores esos que ahora me unen y que nos confunden en uno, en dos; aún cuando hace siglos que me ignoras haciéndome vibrar de emoción como ese sol mal parido que me ve nacer cada día y que por eso llora en lluvias calientes: ése quien por la vergüenza del cetro de ira me condena a volver y por eso sigo vivo.

Ojal

Me visto y me desvisto tanto o más que él. Lo ignoré demasiado y desde lo profundo. Por eso se mostró tan cotidiano como pudo, para verme desfallecer ante la magnífica insignificancia. El botón flojo está a punto de caer en ese lugar que para mí es cualquier lugar. Y cuando el final es fatal porque es final; entonces todo se sucede y recuerdo cuando mis dedos torpes sudaban urgencias de otras partes y cuando los tuyos ayudaban a los míos con favores recíprocos obviamente incumplidos. Desprendidos de todo. Olvidados, tirados. Mis dedos, los tuyos también otros y otros. Mis botones, esos que ahora son testigos de ese hálito que pende de un hilo y que está a punto de perderse como muchas veces me perdí sin ellos. Quizás me moví demasiado sin saberlo o quizás forcé uniones que ahora amalgama la nada. Volví a confiar una vez más en que estaba firme, seguro. No. Ese hilo no es el mismo que me unió y para colmo ahora los ojales de firmeza eterna cedieron y no me di cuenta a tiempo. Anduve desabrochado: ignoré que sin mi ojal y sin tu botón no unimos nada. Construí el abandono en mi mente. Cayó el maldito sostenedor subiendo al avión y siguió cayendo envuelto de viento. Ahora vuelo sin retorno porque cayó el avión y las mortajas no se abotonan, lucen galantes en mis segundas nupcias.

domingo, 11 de enero de 2009

cantidades

Cuántos... padres lo serán desde esta madrugada? madres no querrán serlo nunca? hijos renegarán su origen siempre? abuelos llorarán a sus abuelos? nietos se imaginarán con nietos? amores llorarán partir para no volver? odios gozarán llegar para quedarse? dolores desaparecerán con la muerte? sonrisas alegrarán mis días?
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!