viernes, 19 de septiembre de 2008

espejo de mí

Redunda en impronta un soplo de vida permanente, Embebido de tintas esperanzas aún cuando nadie las tiene; Margina en la roca su llanto por una risa escasa, Logrando por un instante caricias que le mienten y no le alcanzan; Augura fatigas de soles pasados, cuando los caminos le claman retornos en vano, Sube, rebloda su apuesta y en el ocaso de sus días apaga el horizonte:
El fin del final se apresta.

3 comentarios:

  1. ves?
    ratifico lo dicho en el post anterior
    salvo una palabra que la pasiòn del tipeo pariò neologismo
    rebloda por redobla
    y una repeticiòn que ,aunque necesaria,reforzante y fuerte,yo cambiarìa por un sinónimo
    " el fin del final"
    cada frase es una idea retumbante en mis oìdos
    perfecta
    Imàgenes casi tangibles
    visuales auditivas tàctiles


    Y cada verso,individualmente es una maravilla que podrìa servir solo (ideas que marcan)
    y ,sin embargo,en el todo,se completa.
    redondito.
    plap
    Plap
    plap
    Aplaudo

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste pensar en la canción del flaco que dice:

    "Más de cien palabras, más de cien motivos
    para no cortarse de un tajo las venas,
    más de cien pupilas donde vernos vivos,
    más de cien mentiras que valen la pena."

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!