sábado, 1 de septiembre de 2007

Somos lo que escuchamos? (una y una)

A veces pasa que los temas que oímos nos llegan no necesariamente por el contenido de la letra ni de la música, sino porque nos recuerdan situaciones especiales, momentos agradables o difíciles que en muchos casos hasta sería ridículo relacionar ése pensamiento con lo que la radio, el equipo de audio o el mp3 emanan (buscada o inconcientemente) por el éter. Es así que ese flash nos puede sorprender en el trabajo y en pleno quilombo, manejando y puteando en un embotellamiento, trotando por el parque y disfrutando de la fauna, inmovilizado como Tutankamon en una sala de terapia intensiva con mil cables y sondas colgando, enroscado en una placentera batalla nocturna, compartiendo momentos hermosos con los locos bajitos, volando de acá para allá o simplemente haciendo huevo. (Me pasaron todas!! Jaja!!)

Otras tantas las letras o las melodías nos pegan demasiado y llevan a una reflexión. Los vagos de Attaque 77 dicen en el tema Setentistas:
"Hasta que no te pase a vos, no vas a entender,
Siempre así, tan egoísta
Hasta que no te pase a vos, no vas a entender,
Clásico individualista. Decido que no te quiero escuchar,
Decido no formar parte de tu plan,
Cuantos ríos de sangre han de correr,
Tanta muerte ya, tanto horror, tanta injusticia
Cuanto tiempo para reconocer que la historia es,
Otra vez y todo de vuelta
Deciles que no les sirve luchar,
Decime que no me sirve luchar?
Si estaba en el Cordobazo hace tiempo atrás,
Y estaba en el Rosariazo y en Tucumán
Espíritu setentista vuelve hoy,
Gente que no puede decir: Hey, hey, no te metas
En Neuquén resiste Zanon Lucha obrera, movilización
Los bastones acechan, también voy yo."



Me suena que más que un llamado de atención a la hipocresía propia, natural e inevitable de la madurez, a un tirón de huevos y de ovarios respectivamente a todos los que la pelearon (y muy bien por ellos, otros serán los motivos y los resultados) pero que ahora les molesta el ruido, la rebelión, no lo hagas porque es al pedo. Dejate de joder!! La ilusión, la imaginación no se matan!! La historia se hizo a los golpes, por favor no lo consientan si no quieren pero toleren la rebeldía, esta en la sangre de los jóvenes y son el futuro!!

viernes, 31 de agosto de 2007

“EL ETERNAUTA”

No se mucho de historietas, pero no puedo desconocer que este personaje marcó un hito en el género por muchos motivos no solamente de estética sino de ideología. Seguidamente comparto tramos de un artículo interesante sobre el comic argentino.
Hace 50 años comenzaba a publicarse El Eternauta, la más célebre historieta de la Argentina y una de las más influyentes de la historia. El inigualable talento narrativo de Héctor Germán Oesterheld y los dibujos cálidos y realistas de Francisco Solano López se habían unido para dar cuerpo a un relato memorable, que sentaría un precedente en el mundo y que, con un trasfondo Histórico-Ideológico, trascendería las fronteras del género.
Las primeras páginas de la historieta se publicaron en una revista semanal –del propio Oesterheld- llamada Hora Cero el 4 de septiembre de 1957 y bajo el título: Una cita con el futuro: El Eternauta, memorias de un navegante del porvenir. Instantáneamente se convirtió en un éxito; y durante más de cien entregas (de tres a cinco paginas cada una) y casi dos años, la publicación mantuvo expectantes a sus seguidores.
Los entendidos del tema, y los lectores más fervientes sostienen que fue esa historieta, en si misma, El Eternauta. Lo que vino después... fue sólo un anexo.
A lo largo de los años, se han editado múltiples historias que ¿continúan? a la original editada entre 1957 y 1959. Inmediatamente después de la primera parte, existió la intención de realizar una segunda, pero Francisco Solano López solo tenía en mente viajar a Europa para hacer experiencia y, por otro lado, la editorial iba rumbo a la quiebra. Pocos años después, Oesterheld publicó su historia en forma de novela y en 1969, junto al dibujante Alberto Breccia hizo una reversión de la historieta con un carácter político más fuerte, acorde con la radicalización de sus posturas políticas en ese tiempo, y la publicó semanalmente en la revista Gente. Fue desaprobada por el público, por los directivos de la revista y por el gobierno, y debió acelerar su conclusión. En 1976, desde la clandestinidad, y otra vez con la colaboración de López escribió El Eternauta II. El autor había cambiado –ya participaba activamente en Montoneros- y en consecuencia, el personaje también lo haría: En esta nueva entrega, Juan Salvo regresaba a la tierra en el siglo XXII para seguir combatiendo a los Ellos; pero ahora como un líder duro, capaz de sacrificar a muchos de los suyos con tal de vencer a su enemigo. “Héctor tomó el Eternauta como una herramienta de militancia. Yo cuestioné mucho esto, porque no me consultó. Vi que estaba haciendo propaganda por la lucha armada. Y yo no estaba de acuerdo. Tampoco estaba de acuerdo con los militares, pero entre los militares y los montoneros, en el medio, había unos cuantos millones de personas” contó alguna vez, Solano.En Abril de 1977 Oesterheld fue emboscado por los militares en La Plata y posteriormente desaparecido.
Fragmento del “ELOGIO DE LA RESISTENCIA” de Leandro Seoane (www.codigoretro.com.ar)

miércoles, 29 de agosto de 2007

" SEGUÍ, QUE YO TE AVISO "

-Seguí que yo te aviso. – le dijo el ladrón al tachero mientras le enfriaba la yugular con la hoja del tramontina para que quemara el pie en el acelerador dle Taunus;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo el marinero mientras soltaba el último metro de cuerda al buzo que se hundía en las profundidades en busca del navío español hundido en Malasia;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo el denotador al minero que acomodaba la dinamita en la roca viva del túnel reciente;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo el encargado de la torre de control aéreo al comandante del avión de Lapa que intentaba despegar de Aeroparque;

-Seguí que yo te aviso. – le dijo Melchor a Baltasar cuando lo encomendó dejarle los regalos de Reyes a Adolf;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo Julieta a Romeo mientras le empujaba la escalerita que oscilaba en el balcón furtivo del Palazzo Capuletto;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo la leona al domador que metía la cabeza en las fauces de su marido pretendiendo el aplauso de los dos espectadores;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo el banquero al pobre infeliz que dejaba sus ahorros de toda la vida a plazo fijo en noviembre de 2001;
-Seguí que yo te aviso. – le dijo … y no le aviso!!!

martes, 28 de agosto de 2007

Rosajuan, Menbaires.

Los caminos, las calles, las plazas, las peatonales, la gente, los pobres, las ricas, los olores, los gustos, los colores, los planos, las miserias, todo, todo está en el mismo lugar. Todos quieren lo mismo y todos forman parte de lo mismo pero tratan de distinguirse. Lo que dejo acá, lo encuentro allá, mientras navego los vacíos temporales, cuando desciendo llego al mismo lugar pero en más. Lo mismo dá General Acha, Corrientes, Juncal o Arístides Villanueva. Lo mismo Florida, Córdoba, Rivadavia o Sarmiento. Lo mismo da Independencia, España, Lavalle o Borrego. Húmedos y fríos, secos y fríos o secos húmedos. Fainá, Carlito, Lomito, Pizza. San Martín, Sarmiento, Belgrano, Liniers.

Vuelo 1434 AR

El 5D resultó ser el mejor lugar para el reposo del guerrero, con varias batallas ganadas –por suerte- pero sin tiempo para recuperarse; un buen lugar desparramador miserias: a ellos poco les importa, siempre y cuando no fallezca sobre sus hombros o no libere interioridades gástricas impuras, aún con el placer de gozar su encanto. Todo transcurrió en ese nauseabundo ambiente de seseos, danzas marqueras, desfile de tecnics, plagado de obvias producciones corporales, a veces ridículas de tal forma que el esfuerzo de ocultar, los hace evidentes. Y parten hacia la nada, y se dejan llevar por el vacío y la vertiginosa imagen de una ciudad que ya no es tal: ya es mar: ahora río: pero ahora campo: y ya mismo desiertos y montañas. Todo en tiempos sin horas. El rigor del rito rutilante, rutinario, rinoscópico, trópico; gestos estudiados gestando estudios; imágenes repetidas imaginando repeticiones y lenguas binomias logueando vísceras. Su figura marcó un corte en la secuencia de vaguedades delirantes del pasaje ( pasajero?).
El rasgo chino, coreano, coya, oriental trastocaba su lógica y su monumental envase, no era azafata: era algo raro que se mutaba de mujer a serpiente sagrada: mujer que vendía sonrisas y compraba ansias. De pronto estábamos pateando ropas molestas en pleno fuselaje; ciento y algo de cuerpos (con sus almas adentro); otro tanto de miradas perdidas (de ojos sin vista). Nada que importase más que el destino próximo, común y fatal –por suerte-. Mas de pronto que después, fue madre y fue mi hijo. Y no era como yo: era todo ella. Un avasallamiento bárbaro, un abordaje pirata, una invasión de vacíos profundos y después la calma. Retomó su postura. Recogió su cabello. Rescató su uniforme. Retomó su cordura. Repartió sonrisas. Renegó de mí.

domingo, 26 de agosto de 2007

Si yo no te vuelvo a ver (corto y pego)

No castigues este pobre corazón
Aunque se que me merezco lo peor
Sabes que te hablo con toda sinceridad
No recuerdas los momentos de pasión
El vivir por una sola razon
En el pasado todo fue felicidad
Si yo no te vuelvo a ver
No se lo que voy hacer
Estare hundido en un mar de lágrimas
Si yo no te vuelvo a ver yo me voy a enloquecer
Es para mi la locura automática...
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!