lunes, 21 de julio de 2008

Ramera del sol.

Justo en el momento bestial, en ese punto límite y fatal, la huella me abandona y decide ser su propio camino; segura de sí misma detesta las sendas mal trazadas que otros rumbearon a la deriva: aborrece de los llanos desvirgados; peor aún mi sombra -eterna fámula hasta hoy, falsa y servil- prefiere el horizonte incierto y sigue incondicional a esa huella traidora: me abandona sin mirar atrás: ramera del sol. Un eje partido, una esperanza desvanecida: aun de pie e inmóvil me condeno porque estoy convencido de que pereceré cuando agonice el crepúsculo; perdido, abandonado sin mi sombra y sin mi huella: putas de otra vida.

(Zoológico de Mendoza, sábado 19 de julio de 2008)

domingo, 20 de julio de 2008

Los redondos


Tonel de roble francés de la champañera Cavas de Zonda, San Juan, Argentina

Rueda de Ford 1925 transporte de vino en toneles de Bodega La Rural, Maipú, Argentina
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!