lunes, 21 de julio de 2008

Ramera del sol.

Justo en el momento bestial, en ese punto límite y fatal, la huella me abandona y decide ser su propio camino; segura de sí misma detesta las sendas mal trazadas que otros rumbearon a la deriva: aborrece de los llanos desvirgados; peor aún mi sombra -eterna fámula hasta hoy, falsa y servil- prefiere el horizonte incierto y sigue incondicional a esa huella traidora: me abandona sin mirar atrás: ramera del sol. Un eje partido, una esperanza desvanecida: aun de pie e inmóvil me condeno porque estoy convencido de que pereceré cuando agonice el crepúsculo; perdido, abandonado sin mi sombra y sin mi huella: putas de otra vida.

(Zoológico de Mendoza, sábado 19 de julio de 2008)

14 comentarios:

  1. Las eternas compañeras sólo te abandonan un rato para que las extrañes.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez debieras seguir a ambas. Por probar. ¿No te gusta la aventura?.
    ¿Pero quién coño soy yo para dar consejos?

    Gracias por tu paso por el Patio.
    Volveré a leer tus reflexiones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¿Un oso polar en Mendoza? Eso es inhumano. :(

    ResponderEliminar
  4. El texto me encanta,
    Tu sombra siempre volverá,un próximo amanecer, la huella siempre podrás volver a marcar...
    ... pero... ¿podrías decirme que tiene que ver la foto?
    ¿sera ignorancia o he tomado demasiado sol en la playa hoy?
    gracias por saludar a mi nuevo bebe...¡quisiera yo que fuera mio! jajajaja
    Un abrazo Gizz

    ResponderEliminar
  5. ¨Buscando una huella me lanze a los rumbos y anduve caminos amando el tierral, la meta no alcanza, la huella no llega, y todo me invita a seguir nomas, anduve caminos que creia mios y hoy veo que aquellos son solo de Dios, voy dejando amigos que buscan devios misterios distinto del que tengo yo¨ es de una cancion de las misioneras creo, se puede trasladar varias partes de la vida. por ahi parece que estamos solos en realidad estamos sostenidos por alguien mas por eso nos parece ver solo una huella y no nos damos cuenta que no es la nuestra... Pero quien soy yo para opinar de los demas solo opino de mi experiencia... gracias por publicarme winefriend

    ResponderEliminar
  6. Senda
    huella
    sombra
    ramera
    puta
    todo lo femenino que te deja
    abandonado
    quizás para que elijas
    ante ese abandono tu propio CAMINO.
    Será eso?
    PD pobre oso.

    ResponderEliminar
  7. LUNA: ENTONCES NO HAN SIDO ETERNAS COMPAÑERAS CONMIGO PORQUE NUNCA REGRESARON. GRS POR TU COMENTARIO

    ResponderEliminar
  8. LEO: intenté seguirlas a ambas, pero al tiempo de andar bifurdaron sus destinos entonces dudé y regresé sobre mis pasos: sin huella y sin sombra. Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  9. LUCY IN THE SKY: Tenés razón, aunque este oso estaba tomando sol durante una siestita de julio: no es su habitat.

    ResponderEliminar
  10. GIZELA: GRACIAS POR TU COMENTARIO; EN CUANTO A LA FOTO, SUELE PASAR QUE CASI NUNCA ASOCIO LA IMAGEN AL TEXTO Y PREFIERO QUE QUIEN VISITA EL POST CONJETURE. BESO ENORME.

    ResponderEliminar
  11. winefriend: gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  12. MARIEL: puede que así sea. Pd. Pobre oso (bis)

    ResponderEliminar
  13. En cada abandono existe una oportunidad. Exelente tu texto. Y la foto del oso, me gusta, porque está sonriente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante la interpretación de Mariel. Definitivamente un texto genérico.
    En lo personal, prefiero elegir las fotos y que tengan cierto sentido, más allá de que luego la interepretación corra por cuenta del lector. No por mero azar. Aunque ese oso al sol podríad ecirse que carece de sobra y de sendero.

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!