domingo, 21 de octubre de 2007

La Familia Telerín

Vamos a la cama
que hay que descansar
para que mañana
podamos madrugar ...
Nota de la Redacción: creo que se llamaban Teté, Maripí, Colita y Cuquín. Cuenta la historia que Teté (con esa nariz rarísima) dejó Madrid rumbo a Buenos Aires, se afilió a las FAR y su vieja todavía lo busca; Maripí eligió una tarde de otoño del 75 para sentar a su flia en el living y les confesó que estaba perdidamente enamorada de Marilina Ross: su vida dió un vuelco; Colita -por su parte- se hizo motoquera y recorre Africa Central con sus nietos mellizos y una iguana adicta a la cerveza; y Cuquín -el eterno bebé- se transó en un descuido a Maggie Simpson, Homero tuvo que reconocer otra carga en la familia y ahora vive con sus suegros en Sprinfield.
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!