sábado, 23 de agosto de 2008

como gárgola

A veces siento que no me hago falta y que se sacuden convulsivamente mis sentidos cada vez que en silencio contemplo el opúsculo que muta amarillo, rosa, rojo y vierte sangre espesa en el ocaso.
Son llamas que se consumen por fin: negro al fin.
Me canso de sobrevolar las hogueras ardientes: ya aquellos brazos ígneos, anónimos y pecadores no claman piedad a mi pasar.
Aun estoy peor cuando de tanto ardor comprendo que soy todo estigma. Entonces poso en lo alto y agito mis alas chamuscadas; entonces reposo en lo bajo y descanso en paz.
Busco el fin.

11 comentarios:

  1. De vuelta con lo del fin y el descanso en paz che!!! Dejate de joder, es muy bueno lo que escribís, mira si terminás inspirando a suicidas reprimidos.
    Igual te felicito, porque es muy bueno el post...
    Besos varios

    ResponderEliminar
  2. CON VERSOS DE ALEJANDRA PIZARNIK:
    "(...)NO HAY SILENCIO AQUÍ/ SINO FRASES QUE EVITAS OÍR(...)"

    ResponderEliminar
  3. Bella prosa.
    Pero te cuento algo, hace poco un arquitecto me explicó, que esas esculturas, que llamamos gárgolas, si no cumplen la finalidad de desaguar, deben ser llamadas quimeras.
    Será por eso que esta se siente que no hace falta?
    jajajaja
    Besossssss
    Gizz

    ResponderEliminar
  4. Todos buscamos el fin pero no queremos encontrarlo...

    ResponderEliminar
  5. y cuando el fin llega pocos queremos aceptarlo.

    ResponderEliminar
  6. Lau: No solo las gárgolas caminan por las cornisas, también los suicidas y yo. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Milo: escuchemos hasta lo inaudito por favor !!!! gracias.

    ResponderEliminar
  8. Gizela: si están firmes, las gárgolas le sirven al suicida para lo serlo. Gracias

    ResponderEliminar
  9. elTitán: te prometo que cuando lo encuentre te lo voy a hacer saber; gracias!

    ResponderEliminar
  10. LaOtraParteDeMi: nadie nos pregunta, asi que a la muerte no le interesa saber nuestra opiniòn. Gracias

    ResponderEliminar
  11. Se retuerce el alma del poeta en el magma del barro humano...y es que se agota al intento de elevarse
    No puede evitar el peso de la porquerìa mundana en las plumas
    Gàrgola empetrolada que no hace sino vomitar agua de lluvia mugrosa,quimera que nunca podremos atrapar.Piedra.
    Impresionante.

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!