domingo, 27 de abril de 2008

rodó y cayó



Andando, atropellando y maldiciendo el pasado que no quiere dejarme;

camino altanero solo, sordo y ciego cuando mis pies no vuelven a sentir;

levanto vuelo cuando el suelo me abandona y no hay nada que me sopese;

sonoro a veces, sometido otras, solano aunque es la noche;

sublime al sentido del aire que golpea mazazos de recuerdos;

una avalancha de perdones que contiene el duelo de un sí complaciente;

crítica al otoño que llega justo cuando no estoy.
Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!