domingo, 25 de noviembre de 2007

Ninguno de los dos sabe lo que hace

(foto hurtada de www.pulitzer.org)

4 comentarios:

  1. Quizá lo sostenía para que no se cayera... ahora copada la tobillera del marine... de esas para bajar más de peso al caminar, no?
    Linkeado a Democracia China!!

    ResponderEliminar
  2. «Muchos líderes carismáticos ejercen una influencia en sus seguidores que es, en muchos casos, similar a la ejercida por el bocor vudú. Se suspende el juicio personal y se otorga obediencia incondicional.»

    Tomado de: «Psicosis: a la deriva en la realidad» («La máquina del cuerpo», Christiaan Barnard)

    ¡Aguante este blog!

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ampliado.

    «Muchos líderes carismáticos ejercen una influencia en sus seguidores que es, en muchos casos, similar a la ejercida por el bocor vudú. (Los participantes en la ceremonia vudú están totalmente bajo la influencia del hechicero y harán cualquier cosa que él les mande, sin recordarla después.) Se suspende el juicio personal y se otorga obediencia incondicional.»

    Tomado de: «Psicosis: a la deriva en la realidad». Del libro de Christiaan Barnard: «La máquina del cuerpo.»

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!