lunes, 10 de diciembre de 2007

setanta anni fa.


Una isla perdida en mi imaginación.
Un pueblo construido en mi mente a partir de un par de fotos, varias anécdotas tontas, historias repetidas con distintos finales, un carretino, la briscola, los pimientos y tomates al sol, el olor profundo al cuero y tintas de zapatos que emana del taller.
Una historia de un chico que casi se mete en un seminario camino a ser cura. El mismo que con catorce dejo una bici y un amor, se subió a un tren de posguerra y a un barco de emigrantes. Ese que llego con su mama y su hermanita a un lejano país buscando a su papa siempre lejano como ese mismo país. Otra lengua, mucho verde, mas de mucho. Muchas cosas te pasamos. Hoy hubieras cumplido setanta anni, Luigino.

4 comentarios:

  1. ... y en ese tano lanzado a la aventura, todos los tanos nuestros.
    Che, de qué zona de l'Italia son?. Nosotros, genoveses.

    Abrazo.
    Macedonio.

    P.D:Menos mal que pasé a visitarte, amico!. Iba a usar esa ilustración para un post mío.

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!