miércoles, 7 de mayo de 2008

urbano soy

Definitivamente me consta que un balde de mierda se puede reencarnar en un cajero de supermercado, vas a notar que respira pedos y te atiende con la soltura de un estreñido, mostrándote su mejor cara de orto.
Si el mozo que te atiende anoche durmió en el living por un chupón inexplicable en su cuello, no le pidas que le ponga onda: suficiente que no te escupa el cortado.
Las secretarias no son para comer, para eso están los cubiertos.

3 comentarios:

  1. Bueno che!! Todos tenemos derecho a tener un mal día, no???
    Igual, no se justifica que te revoleen los heuvos adentro de la bolsa...Jajajajaj!!!
    Un beso amigo y templanza caramba!!!

    ResponderEliminar
  2. Lau: Para cajeros, están las mujeres; para mozos, están las mujeres; para comer, están y estarán las secretarias !

    ResponderEliminar
  3. Ahí está el fino...el amante de la literatura.....
    Y encima machista!!!!
    Jajajajaja

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!