viernes, 31 de agosto de 2007

“EL ETERNAUTA”

No se mucho de historietas, pero no puedo desconocer que este personaje marcó un hito en el género por muchos motivos no solamente de estética sino de ideología. Seguidamente comparto tramos de un artículo interesante sobre el comic argentino.
Hace 50 años comenzaba a publicarse El Eternauta, la más célebre historieta de la Argentina y una de las más influyentes de la historia. El inigualable talento narrativo de Héctor Germán Oesterheld y los dibujos cálidos y realistas de Francisco Solano López se habían unido para dar cuerpo a un relato memorable, que sentaría un precedente en el mundo y que, con un trasfondo Histórico-Ideológico, trascendería las fronteras del género.
Las primeras páginas de la historieta se publicaron en una revista semanal –del propio Oesterheld- llamada Hora Cero el 4 de septiembre de 1957 y bajo el título: Una cita con el futuro: El Eternauta, memorias de un navegante del porvenir. Instantáneamente se convirtió en un éxito; y durante más de cien entregas (de tres a cinco paginas cada una) y casi dos años, la publicación mantuvo expectantes a sus seguidores.
Los entendidos del tema, y los lectores más fervientes sostienen que fue esa historieta, en si misma, El Eternauta. Lo que vino después... fue sólo un anexo.
A lo largo de los años, se han editado múltiples historias que ¿continúan? a la original editada entre 1957 y 1959. Inmediatamente después de la primera parte, existió la intención de realizar una segunda, pero Francisco Solano López solo tenía en mente viajar a Europa para hacer experiencia y, por otro lado, la editorial iba rumbo a la quiebra. Pocos años después, Oesterheld publicó su historia en forma de novela y en 1969, junto al dibujante Alberto Breccia hizo una reversión de la historieta con un carácter político más fuerte, acorde con la radicalización de sus posturas políticas en ese tiempo, y la publicó semanalmente en la revista Gente. Fue desaprobada por el público, por los directivos de la revista y por el gobierno, y debió acelerar su conclusión. En 1976, desde la clandestinidad, y otra vez con la colaboración de López escribió El Eternauta II. El autor había cambiado –ya participaba activamente en Montoneros- y en consecuencia, el personaje también lo haría: En esta nueva entrega, Juan Salvo regresaba a la tierra en el siglo XXII para seguir combatiendo a los Ellos; pero ahora como un líder duro, capaz de sacrificar a muchos de los suyos con tal de vencer a su enemigo. “Héctor tomó el Eternauta como una herramienta de militancia. Yo cuestioné mucho esto, porque no me consultó. Vi que estaba haciendo propaganda por la lucha armada. Y yo no estaba de acuerdo. Tampoco estaba de acuerdo con los militares, pero entre los militares y los montoneros, en el medio, había unos cuantos millones de personas” contó alguna vez, Solano.En Abril de 1977 Oesterheld fue emboscado por los militares en La Plata y posteriormente desaparecido.
Fragmento del “ELOGIO DE LA RESISTENCIA” de Leandro Seoane (www.codigoretro.com.ar)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!