viernes, 10 de agosto de 2007

Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza...

Dicen que dicen y no esta demás tenerlo en cuenta, este articulito lo saque de VinosalMundo.com y apunta a la resaca que (me contaron) suelen padecer quienes beben en desmesura. Son "Datos y secretos para aprender a prevenir y curar los terribles resultados de mezclar en forma caótica las bebidas alcohólicas". Los cítricos con su azúcar natural son un probable antídoto contra la mezcla de bebidas. Pero con malestares estomacales convienen un licuado suave de melón, manzana y zanahoria, o de manzana y pera. Lo que mata es la mezclaVarias bebidas distintas en una misma noche atacan hasta el más ducho, no precisamente al más borracho. No sólo sobreviene por beber mucho alcohol, sino por ese sabio lema: lo que mata es la mezcla. Los vinos y los destilados contiene mucho más que alcohol: los polifenoles y aldehídos de las uvas son compuestos naturales del proceso de elaboración, pero los agregados de sulfitos y saborizantes, aromatizantes, colorantes, etc., de los licores, por ejemplo, no son inocentes. Ingredientes congénitos- de mismo origen- combinados entres sí pueden hacer que estalle la cabeza y maldecir hasta la más divertida noche anterior. La deshidratación causada por el alcohol y esa bomba que se arma, por decir, entre champagne, vino tinto, whisky o algún licorcito, produce una resaca peor que varias vodkas o piscos sour antes de una comida con vinos. Contraatacar con Bloody Mary da buen resultado a los más duchos. Será porque el jugo de tomate y la vodka se llevan bien. Los cítricos, con su azúcar natural y vitamina C, son un probable antídoto. Pero con malestares digestivos conviene un licuado suave de melón, manzana y zanahoria, o de manzana y pera. Este cóctel es delicioso y realmente desalterante: jugos de remolacha, zanahoria, manzana, apio y pepino, mezclados en la proporción preferida, más ralladuras de jengibre fresco: mágico. La raíz de diente de León (sucedáneo el café), medicina natural de las más antiguas, y otras hiervas diaforéticas- que provocan sudoración- son la solución de los naturistas extraviados. Lo mismo provoca el sauna, sobre todo el seco. Ya de madrugada, los gourmands incorregibles se sanan con un desayuno rich: jamón, huevos, tostadas con manteca y café fuerte. Consejo preventivo: ante la perspectiva de una libación importante de vino beber antes bastante agua.

2 comentarios:

  1. "De todos los cafés que hay en el mundo, ella tuvo que venir al mío" dice borracho Rick(Humphrey Bogart, en CASABLANCA), cuando sólo él y Sam permanecen en el bar cerrado, a oscuras, esa misma noche del reencuentro con Ilse (Ingrid Bergman)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, como sabrás yo tenía un bar y de esto he visto bastante. La anécdota más insólita fue cuando un señor acodado a la barra estaba tan pero tan bebido que intentó tomarse el agua del vaso donde había yo puesto una rosa que me habían regalado esa misma noche. Sí, el señor literalmente intentó beberse el agua de los floreros. ¿A usted le parece?

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!