martes, 7 de agosto de 2007

Metrocles (un soplo de vida filosófica)

Aveces la aventura de bucear en los orígenes de la filosofía nos arrastra impiadosamente a una verdad que nunca hubiéramos conocer:
"Metrocles nació en Maronea, en Tracia. De niño era muy tímido y sus padres pensaron que lo mejor era confiarlo a un maestro que pudiese forjar su carácter. La elección recayó en el cíníco Crates, quien entretanto había conquistado fama de duro. La primera cosa que Crates le aconsejó fue que fortificara el cuerpo y lo llevó consigo a la palestra para robustecerlo. Lamentablemente, durante un ejercicio de alzamiento de pesas, a Metrocles se le escapó un pedo y el hecho le pareció tan humillante que se decidió a morir de inanición. El pobre Crates hizo lo imposible por disuadirlo, pero en un determinado momento, perdida ya toda esperanza, le preguntó:
-¿Prefieres la muerte a la vida?
-Sí.
-¿Debo deducir, pues, que sabes perfectamente lo que es la muerte y lo que es la vida?
-No, pero de todos modos quiero morir.
-¿Y no sientes curiosidad por saber que podrías llegar a ser, si tu decidieras a vivir? ¿Qué pierdes renunciando a la vida?
-¿Qué es lo que me pierdo? -preguntó el chico.
-Sígueme y lo sabrás.
Al día siguiente, con la primera luz, Crates se comió dos kilos de altramuces, hecho lo cual acompañó a Metrocles ante los arcontes.
-Mira bien: éstos son los arcontes de la ciudad:un día podrías ser uno de ellos.
Mientras decía esto, se inclinó ante los arcontes y soltó un pedo aún más estrepitoso que el de su alumno en la palestra. Después lo acompañó a ver a los estrategos, a los prítanos y a los éforos, y cada vez dejó escapar un pedo increíble. En resumen, tantos soltó que el muchacho se acostumbró al hecho y renunció a la idea del suicidio. Metrocles, con el tiempo, llegó a ser un gran filósofo y murió a edad muy tardía... estrangulándose con las manos. "
Crates de Tebas. Fragmento de "Vida de los Filósofos" de Diógenes Laercio.

Quién fue este muchacho ? Crates de Tebas (368288 adC) fue discípulo de Diógenes de Sinope y seguidor, como él, de la escuela cínica. Como explica Diógenes Laercio, Crates donó a la ciudad una grandiosa fortuna y adoptó, junto a su esposa Hiparquía, la vida de mendigo que era característica de los cínicos. El alumno más famoso de Crates fue Zenón de Citio, fundador del estoicismo. Para mayor ilustración consultar la obra en http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/12140528718935940987213/ima0379.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!