sábado, 11 de abril de 2015

Des/prendimientos

Cuanto más hijos más amor de padre hay para repartir. Ese sentimiento que se reproduce y que no pierde su esencia.
Yo les debo a todos mis hijos las gracias eternas por hacerme padre todos los días. Aprendiendo juntos. Del que tiene 20, la que tiene casi 16 y el pequeñín de 0,1. Aunque no lo sepan, todos los días están  conmigo. No son un número. Cada uno con su historia de vida distinta, que es también la mía. 
Ellos son los que me hacen crecer y a su vez me obligan a ser tan viejo! 
Besos a mis hijos. Los amo. 
(Texto encontrado en carpetas perdidas. Fechado el 30/11/2013)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!