martes, 26 de marzo de 2013

Urbanas y variadas

Los bondis perdidos que encuentro camino al ruedo fogoso. Enjutos. Heridos. Herrados de orín. Sudan sus hules de pavor. El negro los percude. Ni de cerca. Ni ahí. Esto así, el retorno de Mefisto











No hay comentarios.:

Publicar un comentario

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!