jueves, 15 de mayo de 2008

Marca la tendencia

A la hora de elegir un perfume no nos ponemos a filosofar acerca del origen de los olores que estamos comprando para regalar o para consumir en pos de algún efecto en las narices de los otros. Pero si por alguna casualidad o ataque de ocio imbatible uno se zambulle en la web, encuentra comentarios de lo más asquerosos al respecto. Así llegue a El castoreo. Resulta que esto es una materia olorosa segregada por un par de glándulas internas del castor. Es una sustancia oleosa y lustrante que le permite al animal engrasar su pelaje para protegerlo de las agresiones exteriores. Antiguamente estaba muy extendido en Francia (siempre famosos por roñosos!), pero ahora el castor solamente vive en Norteamérica, Canadá y Rusia (Bush, no sé quien y Putin, respectivamente). Se caza en enero, ya que es la época en que más bella está su piel. Su pelaje es lo más apreciado, ya que las bolsas (escrotos?) se consideran como un producto secundario. Éstas pesan unos cien gramos y su talla varía en función de la edad del animal. Dicen que fue Nostradamus, el de las profecías, quien descubrió que la sustancias que segregan las glándulas del castor fijaban los olores y hacían a los perfumes más perdurables y seductores. Y es que el castoreo constituye un excelente fijador en las composiciones perfumadas. Se utiliza en tintura alcohólica, a partir de las bolsas trituradas o bien directamente en forma de resinoides. Pone una nota animal, cálida próxima al cuero, que los perfumistas utilizan en composiciones orientales, chypredas o masculinas. Y bueno, será cuestión de no pensar en los bichos a la hora de perfumarse.

11 comentarios:

  1. Por eso pienso que los olores propios son los más seductores, y aunque los perfumes franceses son carisimos, estos no tienen precio!!!!

    Un beso amigo

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dijo Jean Baptiste de Grenouille, y así le fué...

    ResponderEliminar
  3. pseeee los franceses y los yankees tienen mucho olor a castor.
    Ahora? o sea que en cada frasco de perfume del caro y del bueno, además de esencias aromáticas y fragancias... nos meten parte de un bicho?
    y yo que juzgaba mal a una compañera de trabajo porque decía que olía a cerda! seguro que no era ella... sino el channel nº5

    ResponderEliminar
  4. Salí Asqueroso!!!
    Olés a Castor .

    Puajjjj

    ResponderEliminar
  5. Los pefumes no deben usarse antes de una comida porque restan sabor a lo preparado; deben ser algo muy personal que se adapten al olor corporal de quien lo lleva. El mismo perfume no exhala el mismo aroma en todos los cuerpos ni en todas las estaciones del año. No hay peor olor que la mezcla de perfumes caros la noche de sábado en alguna discoteca.

    ResponderEliminar
  6. intoxicada de olores...te leo

    ResponderEliminar
  7. Si no fuera por lo perfumes, con mi compañera de trabajo estaría frito!
    Huele a marrana... creo nunca se baña... siempre tengo una muestra a mano y una gota para el bigotillo

    ResponderEliminar
  8. Lau: un pedito;
    Macedonio: que comio el flaco?
    Fabio: hay cerdas channel tambien
    Stultifer: sabiduria sabia la suya"
    Luz: Ooole nomas !
    El titán: el problema cuando las poesias no son buenas jaaaa
    Gracias a todos

    ResponderEliminar
  9. No comió, olió.
    Jean Baptiste de Grenouille es el nombre del personaje protagonista de la ópera prima de Patrick Sûskind, El Perfume.

    ResponderEliminar
  10. Macedonio: no al pedo tenés tantos años! sos más culto que la mierda que olía Jean en las calles de París!

    ResponderEliminar

estos que se creen con derecho a opinar ...

Non accontentarti di sopravvivere, devi pretendere di vivere in un mondo migliore, non soltanto sognarlo!